Espectaculos
Sábado 09 de Abril de 2016

Una guía para encontrar un marido “decente”

Unipersonal. Anita Martínez llega a Paraná para presentar su obra “Histeriotipos 2” en el Teatro Municipal 3 de Febrero. En diálogo con Escenario, la actriz señaló que es una obra divertida pero que también lleva a la reflexión.

La actriz y conductora de televisión, Anita Martínez llega a Paraná para presentar Histeriotipos 2, la lucha continúa, un manual de ayuda para conocer a los hombres y saber de cuáles escapar. La cita será mañana, a partir de las 20 en el Teatro 3 de Febrero de Paraná. El show es auspiciado por Beneficios UNO.
El show hace un recorrido por los diferentes “tipos de tipos” con los que las mujeres se toparán a lo largo de sus vidas amorosas: el histérico, el cibernético, el avaro, el cincuenta sombras de Grey de Morón… y muchos más. Porque la única lucha que no se pierde es la que se abandona, tarde o temprano vas a encontrar un marido decente. 
“La verdad que la obra es muy divertida, dura un poco más de una hora de risas y reflexión, y la paso muy bien. A todas nos gusta charlar de nuestras cosas y nos hace bien a las mujeres”, señaló Martínez en diálogo exclusivo con Escenario.
—¿Cómo te decidiste a encarar la segund parte de Histeriotipos?
—Después de haber hecho la primera versión hablé con la autora del texto (Claudia Morales) y le dije que me parecía que podíamos hacer más, darle más vuelo. Después de haber tenido algunos espectáculos en el medio me pareció el mejor momento como para repasar algunas cuestiones femeninas que tienen que ver con el amor, y me pareció que estábamos en condiciones de hacer una segunda vuelta, pero aggiornándola un poco. Empezamos a laburar, yo le hacía mis aportes de lo que me parecía que faltaba y ya sacamos a rodar Histeriotipos 2. Lo estrenamos en el Velma Café y por suerte nos fue muy lindo; fue como la plataforma de lanzamiento para salir al interior del país con algunas fechas concretas.
—A pesar de las estereotipaciones, el texto deja una esperanza de que aún quedan hombres decentes.
—Sí, totalmente. A veces encontrar el amor de la vida es un cosa que lleva años, y con los tiempos que corren es cada vez más difícil formalizar una relación o llevar adelante una pareja por los mismos desencuentros que acarrean estos tiempos modernos. Pero creo que hay que intentarlo y mantener esa esperanza de encontrar un gran amor, alguien que te quiera, que te cuide. Un buen hombre nunca cotizó alto en el mercado del amor, pero se trata de encontrar justamente un buen hombre.
—¿Qué reacciones has tenido de parte de la platea masculina?
—Los maridos que vienen con las esposas se divierten mucho, porque generalmente se ven reflejados o se sienten identificados con los casos que describe la obra. Cuando hablamos de los hombres que están todo el día conectados con la tecnología, que siempre piden WiFi cuando van a algún lado; o cuando hablamos también del marido estándar o PEN (que significa ‘peor es nada’) del que nunca te vas a separar pero vas a pasar 30 años de tu vida criticándolo; después hablamos de ese hombre que es muy sexual, que se lo pasa pensando dónde y cómo satisfacerte y te hace pasar papelones espantosos. También están los histéricos que te dicen “no pero sí, vemos qué onda”, nunca te quieren del todo, ni te abrazan del todo, ni te sueltan del todo, te quieren y te ignoran en las mismas proporciones. También hablamos de lo que es la libertad para las mujeres y hacemos una linda reflexión sobre el final.
—¿Faltan mujeres humoristas? ¿El del humor sigue siendo un ambiente primordialmente masculino?
—Hay muchas mujeres humoristas en el off, muchas que hacen stand up y son geniales, también hay imitadoras. Cada vez hay más, pero creo que los grandes medios no les dan espacio a esas mujeres para que puedan laburar. Creo que los productores les deben una oportunidad a esas mujeres que laburan en el under. Pasa también que hoy en día no hay programas de humor; yo estoy haciendo Polémica en el Bar, pero en este momento es el único programa de formato humorístico en la televisión, entonces tenés que recurrir a otras plataformas, las redes sociales, youtube, encontrar otros espacios.

Comentarios