Mundo
Sábado 17 de Enero de 2015

Una gata salva a un bebé de morir congelado en la calle luego ser abandonado

La felina cubrió con su cuerpo al pequeño para darle calor y comenzó a maullar hasta que uno de los vecinos le prestó atención y encontró al pequeño

Una gata callejera llamada Marsha salvó el miércoles pasado a un bebé que podría haber muerto congelado tras ser abandonado en una caja de cartón en la ciudad de Obninsk, a 96 kilómetros de Moscú, en Rusia.



La felina encontró al bebé y se acostó sobre su diminuto cuerpo para darle calor con su pelaje largo y tupido, informó el sitio ruso RT.com. La felina maulló hasta que una vecina de la zona se acercó a ver qué le pasaba.



"Cuando la ambulancia se llevó al bebé para examinarlo, ella los siguió y maullaba lastimosamente", contó la mujer, que resultó ser enfermera. Además, la vecina remarcó que el niño estaba bien vestido, limpio y tenía una bolsa con comida y pañales.

 

 

 

Comentarios