La Provincia
Viernes 06 de Febrero de 2015

Una familia denuncia escandalosa sobrefacturación de Redengas

La empresa subdistribuidora de gas natural en la provincia pasó de cobrar unos 300 pesos a más de 2.000 a una familia del barrio Lomas de Rocamora, en Paraná. Ni Defensa del Consumidor municipal ni el Defensor del Pueblo tomaron la denuncia.

Inés Acevedo, que vive en el barrio Lomas de Rocamora de Paraná con su familia, se acercó a UNO a denunciar sobrefacturación en tres boletas de Redengas.

 

La mujer explicó que la empresa subdistribuidora de gas natural, venía cobrando, en septiembre de 2014, unos 300 pesos de consumo pero, a la siguiente factura, en diciembre, le cobró 1.581. “El aumento fue escandaloso. Con mi marido en el momento no entendimos el aumento. Se puede entender que de 300 pesos se pase a pagar 600, pero de 300 a 1.500 no tiene lógica”, contó Acevedo y agregó que, al reclamar a Redendas, desde la empresa les dijeron que era “improcedente su reclamo y debían pagar la factura”.

 

En una nota enviada en respuesta al reclamo, que lleva la firma de la responsable de Atención al Cliente de Redengas, Nancy Battauz, se responsabiliza de los inconvenientes en la lectura de los medidores a los trabajadores, "por un conflicto gremial". Y, al explicar el método de lectura a partir de septiembre, indica que se realizó "por prorrateo" con consumos anteriores, multiplicando ese consumo por los días facturados. Además se indica que se aplicó un aumento en abril de 2014 autorizado por Resolucion Enargas 2882.

 

 

Organismos que no dan respuestas y más aumento

La familia Acevedo llevó su reclamo al Organismo Municipal de Defensa al Consumidor y a la Defensoría del Pueblo de Paraná. “No nos prestaron atención. Desde la Defensoría del Pueblo nos dijeron que ellos no se hacían cargo del asunto. Mientras que en Defensa al Consumidor nos recomendaron reclamar ante el Ente Nacional Regulador del Gas y eso hicimos”, señaló la mujer.

 

Pero la historia no termina ahí, según demostró Acevedo en enero de 2015 la factura de gas llegó por 2.222 pesos y, al mes siguiente, en febrero, fue de 967 pesos. “Sigue siendo escandalosa la suma. No puede ser que pase a ser tan grande la diferencia de una factura a otra”, expresó la mujer.

 

Además la denunciante detalló que no son los únicos afectados por esta sobrefacturación en su barrio. “Hay otras familias que reciben boletas de un periodo para otro con cifras excesivamente diferentes, que pasan de 300 pesos a más de 2.000 pesos”.

 

Hasta ahora la familia Acevedo no pagó ninguna de las tres boletas que le vinieron sobrefacturadas. “Por el momento no nos cortaron el gas y estamos esperando que el Ente Nacional Regulador de Gas se haga cargo. Queremos una respuesta”, finalizó.

Comentarios