Mundo
Viernes 29 de Abril de 2016

Una familia británica recibe una bestial paliza en Tailandia

Una pareja de ancianos y su hijo quedaron inconscientes tras el salvaje ataque de los agresores.  Una cámara de seguridad lo grabó todo. Las imágenes pueden herir su sensibilidad.

Tres británicos miembros de una misma familia recibieron una brutal paliza el pasado 13 de abril durante las celebraciones del nuevo año tailandés, en una calle de Hua Hin, donde quedaron inconscientes tras la agresión. Aunque los hechos fueron hace dos semanas, las imágenes no han salido a la luz hasta ahora.
Las víctimas fueron identificadas por la Autoridad de Turismo de Tailandia (TAT) como Lewis y Rosemary Owen, de 68 y 65 años cada uno, y John Owen de 43, hijo de ambos. Los tres necesitaron atención hospitalaria. La Policía ha acusado a seis personas de un delito de asalto grave, según informa BBC.
La paliza quedó grabada en una cámara de seguridad. En el vídeo se puede ver cómo momentos antes de comenzar la paliza, hay una breve discusión entre John Owen, el hijo, y un tailandés. Al parecer, la razón de esta discusión es por un leve choque entre los dos cuando caminaban por la calle.

Continuó la discusión hasta que uno de los atacantes golpeó a Lewis, el padre de John, haciéndole perder el conocimiento. Tras este tremendo golpe, se sucedieron los demás. Especialmente impactante son los golpes que recibió Rosemary Owen, un puñetazo en la cara que la tiró al suelo, en primera instancia y, después, un fuerte patada en la cabeza cuando se estaba incorporando del primer golpe.
Su hijo acudió en su ayuda, pero otro puñetazo certero y varias patadas en el torso y cabeza lo dejaron también inconsciente. Los atacantes huyeron sin que la multitud hiciera absolutamente nada por impedir la agresión. Solo hay una persona que ayuda a los británicos, un hombre con camiseta a rayas rojas y blancas, pero tras recibir él también varios golpes, abandonó la escena.

La familia fue llevada a un hospital donde padre e hijo necesitaron puntos de sutura en varias heridas en la cara, mientras que la madre sufrió graves heridas en la cabeza y en los ojos que obligaron a estar durante tres días con atención médica.

El portavoz de la Policía, Chaiakorn Sriladecho, ha informado de que se ha detenido a dos agresores, que se han declarado culpables. "Los hombres dicen que lo sienten, y que no hubieran hecho esto si no estuvieran borrachos", ha explicado.
Un portavoz de la Autoridad de Turismo de Tailandia dijo: "La Autoridad de Turismo de Tailandia quisiera expresar nuestro más profundo pesar a la familia que fue asaltada en Hua Hin durante las celebraciones del Songkran." También quiso tranquilizar a todos los turistas de esta manera: "La Autoridad de Turismo de Tailandia asegura a los turistas que se trató de un incidente aislado y que ningún grupo de turistas es objetivo en particular".

Comentarios