Ovacion
Martes 19 de Abril de 2016

Una exclusión que abrió el debate en La Máxima

Se espera la resolución   de la ACTC tras conocerse que el motor de Omar Martínez estaba fuera de reglamento.  

José Luis Ballesteros / Ovación
jballesteros@uno.com.ar


La fecha del Turismo Carretera en Concordia dejó un episodio que tuvo repercusión a lo largo de todo el día de ayer en el ámbito del automovilismo. Tras la bandera a cuadros, llegó una masiva revisión técnica para muchos autos y entre ellos el Ford de Omar Martínez, que fue excluido a raíz de que estaba pasado en la compresión del motor. De acuerdo a lo escuchado por parte de testigos que estaban en el lugar, la versión es que uno de los integrantes del equipo de los hermanos Bonelli presenciaba la verificación técnica del auto del Gurí (también revisaron los autos de Nico y Pope) y solicitó una mayor rigurosidad al momento de medir la compresión del motor. Fue así que se descubrió la anomalía que dejó con las manos vacías al actual campeón del TC.

En la jornada del sábado fueron muchos los pilotos que habían solicitado una revisión a fondo de los autos. Tras ello, la ACTC realizó una minuciosa revisión que se extendió hasta entrada la tarde del domingo en Concordia, algo no habitual en el TC. Luego de este capítulo, se espera por la resolución que tomará la categoría, ya que muchas voces solicitan una sanción ejemplificadoras. Cabe destacar que el motor estaba con 90 centímetros cúbicos de más a lo establecido por reglamento. El motor tenía 3.300 cc de cilindrada cuando lo permitido es 3.210, lo que se estima de unos 12 a 20 HP de mas.

Durante el lunes una de las voces más escuchadas y en la que muchos pilotos se sintieron identificados (a través del Twiter) fue la de Johny Laboritto, preparador que le dio el campeonato al Gurí en 2004. 

“La verdad que es una vergüenza. Si tiene uno o dos cilindros bien y los demás mal, eso está sumamente hecho adrede. No hay otra manera de hacerlo. Eso tiene que estar programado para que te dé bien”, manifestó al sitio Carburando.

“No entiendo cómo el Gurí se metió en una cosa como esa. A mí que no me vengan a decir que es culpa del motorista… Martínez es dueño del equipo y de sus propios motores. Yo lo he visto varias veces en Buenos Aires a él mismo comprando elementos, como pistones. Además, eso son como 15 caballos más… ¿Me vas a decir que no te das cuenta que pasás a los demás como parados? De esa forma ganás cuando querés… Que robaste un campeonato, ¿tampoco te diste cuenta?”, sentenció.

Consultado desde cuándo cree que corre así, manifestó: “El año pasado corría de esta forma. Fue cuando dio ese gran salto para ser imbatible. Este año lo está regulando porque venía puntero del campeonato. La verdad, yo era un gran admirador del Gurí, un tipo con el que gané el primer campeonato… pero esto es increíble y una vergüenza”.

Respecto a cómo puede afectar a la divisional, sostuvo: “Esto afecta a la categoría porque yo ahora digo que el campeonato del año pasado lo ganó mal, de la misma manera que este año ganó carreras y hasta ahora no lo detectaron. Yo no sé cómo habrá hecho el motorista para que cada vez que pasó por la técnica le hayan medido solo el cilindro que estaba bien. No es casualidad porque justo siempre le revisaban el que estaba en condiciones. Es una trampa engañosa hacia el departamento técnico y hacia todo el mundo del TC. Hace quedar a la gente responsable de la técnica y también a los motoristas adversarios como unos pelotudos”.

Por su parte, Matías Rossi (ganador en Concordia) opinó: “Respecto del motor del Gurí, considero que es una falta gravísima y una tomada de pelo lo que hicieron. No es un detalle menor. Espero que se tomen las medidas necesarias para educar y el que la quiera hacer la piense dos veces. Mano dura para tener un automovilismo donde ganen los mejores y sanos”.

A su vez, Próspero Bonelli expresó: “El sábado pedimos que fuesen más rigurosos con los controles. El domingo fui a la verificación en representación de los pilotos y motoristas, pero también de la técnica porque había un rumor dando vueltas que no dijeron cuál era. Como mis autos fueron a la revisación yo me ofrecí a ser testigo porque por lo general los motoristas no quieren mirar los motores de sus colegas. Estuve con Fabián Acuña y el hijo de Gardelito Fernández. El Gurí deberá dar las explicaciones para saber qué fue lo que les pasó. Nunca pensé que podía tener eso, porque él siempre fue de tener buenos motores”.

El descargo de Omar Martínez

Debido a la ola de rumores que dieron vueltas en las últimas horas, Omar Martínez envió un comunicado haciendo su descargo tras la exclusión en Concordia. La nota es la siguiente: “Ante las noticias, opiniones y comentarios que por distintos medios se han expresado en relación a mi exclusión, quiero dirigirme a mis seguidores, sponsors, amigos, periodistas y todo el público en general a fin de informarlos sobre los hechos ocurridos. En primer lugar, deseo aclarar como director del equipo, que asumo en forma exclusiva toda la responsabilidad y deslindo en forma absoluta a todos los integrantes de mi equipo, en especial a mi motorista Julián Adamo. Sin pretender justificar lo acontecido, quiero poner en conocimiento de todos, lo que sucedió. Este fin de semana, habíamos decidido ir a correr con el motor de repuesto, que es el que habitualmente utilizamos para hacer pruebas y ensayos. Teniendo en cuenta, que la próxima competencia ha disputarse en Olavarría, es una carrera extensa (500 km), decidí preservar el motor principal –con el cual corrí todas las carreras- y utilizar el de repuesto. Debido al cúmulo de tareas de todo el equipo, producto de participar en varias categorías, no advertimos que el motor armado de ‘repuesto estaba fuera de reglamento”.

“Con dolor asumo toda la responsabilidad, pero también debo necesariamente destacar –sin que ello sea justificación alguna-, que en mis años de trayectoria siempre me comporté correctamente, y que un error no puede poner en duda mi integridad como persona y corredor en el epílogo de mi carrera. Siempre tuve una conducta de respeto hacia todos mis colegas, cumpliendo con todos los reglamentos vigentes de todas las categorías en las que he participado. También destaco que mis autos, pasaron y aprobaron todas las revisiones técnicas y todos los controles de las autoridades deportivas”. 

“Nunca tuve la mala intención de obtener en forma ilegitima ventajas deportivas. Todos conocen el amor que le tengo a mis hijos y jamás le dejaría esa enseñanza. Asumiré todas las consecuencias y las sanciones justas que las autoridades deportivas me impongan. Finalmente quiero manifestar mi total y absoluto acuerdo con los controles exhaustivos que realizó la ACTC una vez finalizada la carrera”.

Comentarios