Ovacion
Miércoles 08 de Julio de 2015

Una etapa que renueva la ilusión Mondonguera

Daniel Veronesse asumió ayer la conducción técnica de Belgrano. “Me encuentra en un momento de madurez”, dijo.   

Matías Larraule / Ovación
mlarraule@uno.com.ar


El inicio de un nuevo ciclo renueva las esperanzas. Es un volver para un grupo golpeado. Belgrano lo necesita. El Mondonguero se ubica en puestos de descenso en la Zona 5 del Torneo Federal B. El Albiceleste no pudo expresar en el resultado el funcionamiento que exhibió dentro del campo de juego. La falta de contundencia en el arco de enfrente y la ausencia de resultados positivos desencadenaron en la despedida de Néstor Giacinti y en el inicio de la era Daniel Veronesse.

El flamante entrenador del elenco de calle Salta y Nogoyá asumió ayer su cargo. Acompañado por el presidente, Alejandro Schneider, el vicepresidente, José Yaryez, y el directivo Walter Rolandelli, el rafaelino tuvo su primer contacto con sus nuevos dirigidos en el estadio ubicado en la zona del Seminario de la capital entrerriana. En ese mismo escenario volvió a reencontrarse con viejos amigos, con quienes gestó su relación en su paso por Atlético Paraná, entidad con la que ascendió al Torneo Argentino B en la temporada 2010. 

Posteriormente, Veronesse dialogó con Pablo Suárez, su ayudante de campo, mientras el plantel realizaba los primeros movimientos de la semana bajo las órdenes del preparador físico Jorge Falcón. Luego, el santafesino aceptó la requisitoria de Ovación y brindó sus testimonios con la pilcha Albiceleste.  

“Esta oportunidad me encuentra en un momento de mucha madurez y mucho recorrido. Estaba muy tranquilo en mi casa haciendo un impasse en mi carrera trabajando en un club muy lindo, pero amateur, y donde tenía que hacer un parate en mi carrera porque venía de cinco años de mucha dinámica. Después de mi paso por Libertad de Sunchales necesitaba hacer un parate. No pensaba que iba a ser tan largo, pero me sentía cómodo. Habían surgido propuestas, pero me sentía cómodo en Rafaela con mi familia hasta que tuvo la chance Alejandro (Schneider) de comunicarse conmigo. Me gustó la idea de conversar con él. Cuando lo hicimos más me gustó la idea del proyecto que tiene y es una ciudad que me queda cómodo, me gusta, tengo seres muy queridos, dejé amigos muy profundos. Lo hablé con la familia, nos dimos el ok y acá estamos”, indicó Daniel Veronesse. 

—¿Se dieron todas las condiciones para aceptar la propuesta?
—Estoy hace 26 años en esta actividad en forma profesional. Las etapas se cumplen y soy más selectivo a la hora de tomar decisiones. No voy a decir qué club ha hablado conmigo, pero sí puedo decir que a principios del año pasado me vino a buscar 9 de Julio y le dije que no, estando en Rafaela. Seguramente esto te mueve. Belgrano es un club grande, con mucho prestigio, tiene un proyecto no solo en fútbol profesional sino también en amateur que uno se siente identificado, me gusta la ciudad, es un cambio de aire  y tiene la chance de tener amigos incondicionales que a uno lo hacen sentir bien. 

—Encontrás a un grupo golpeado, pero hay riqueza técnica dentro del plantel. 
 —Tuvimos una breve charla en la que fui muy puntal. Me gustaría en poco tiempo conocerlo más. Se que tienen muchas cosas más para hablar y decir. Obviamente con respecto al técnico anterior ellos se hicieron cargo del momento, donde hablan que son buena gente, pero acá los tiempos nos corren. No podemos aspirar a otra cosa que presentar el mejor equipo el domingo   para sacar un buen resultado que nos saque de esto. 

—¿Tendrás que trabajar más en lo anímico?
 —Sí, y  en lo táctico también. Tenemos que tener en la cabeza fundamentalmente el cuidado. De tener posibilidades que dentro del trabajo y del cuidado personal tenemos que hacer un partido de 8, 9 puntos el domingo. No tenemos margen. Y en lo táctico, desde lo anímico,  tratar de cumplir casi a la perfección para poder doblegar al rival. En función de eso hay que focalizarse en el domingo. No hay dudas y nos quedan algunos días de trabajo. Con Pablo (Suárez) y el Profe (por Jorge Falcón) después que entrenemos vamos a tratar de atacar todas las causas para acorralar el tiempo lo más rápido posible y tener algún oxígeno que nos dé la posibilidad de trabajo para poner el mejor equipo. 

—El déficit de esta campaña es la falta de gol y las expulsiones. 
—Hay que tocar todo porque todo lleva a todo. Cuando uno no está bien de la cabeza o no le salen las cosas pierde capacidad de sentirse bien. El tema de las expulsiones corresponde que tenemos que hacer más, correr más, meter más y a lo mejor tenemos que estar más tranquilos. En la capacidad del arco rival pasa lo mismo. Tenemos muchas pero hay que estar tranquilo para capitalizar lo que tenés. La ansiedad te lleva al error. Hay que atacar las causas sabiendo que se puede ser vertiginoso, audaz, pero si no calmás las aguas, esas aguas se te vuelven en contra. 

—La meta inicial era avanzar de fase. ¿Cambia ahora la mirada?
—Todo se lleva todo. Primero se sale, cuando se sale el envión de salida te va a llevar a lo demás. Los objetivos son bien cortos. El domingo es el primer objetivo.


Comentarios