Policiales
Sábado 11 de Abril de 2015

Una esquina del Macarone es el punto de asaltos violentos

En los últimos días se registraron al menos cuatro robos en calles Bolívar y Neuquén de Paraná. Ladrones armados asaltaron y agredieron a sus víctimas. En algunos casos fueron detenidos

Arrebatos, asaltos a mano armada, robos de carteras y motos. Son varios los hechos delictivos registrados en los últimos días en una misma esquina del barrio Macarone de Paraná: Neuquén y Bolívar. Metros más, metros menos de esta intersección, en los últimos cuatro días fue el lugar de al menos cuatro robos. En algunos casos, las víctimas resultaron heridas, y en uno de los episodios la Policía persiguió y detuvo a un ladrón.
Uno de los robos denunciados en la última semana tuvo como víctima a una mujer, en plena tarde, quien además del robo de la cartera sufrió un golpe en la espalda. Entre tres sujetos que serían menores de edad abordaron a la vecina del barrio, quien se resistió al arrebato y por eso los ladrones no dudaron en pegarle y tirarla al piso.
Luego, en las primeras horas de la madrugada del jueves, una joven de 23 años sufrió el robo de su moto, que poco después fue recuperada por la Policía. La víctima circulaba por la mencionada esquina a bordo de su Motomel X3M, cuando la interceptaron tres hombres: uno le sacó la mochila, otro se apoderó de la moto y los tres salieron corriendo por calle Neuquén. La mujer los corrió una cuadra, pero al ver móviles policiales regresó y dio aviso a los uniformados. En la recorrida por la zona, los policías encontraron el vehículo que los ladrones dejaron abandonado cuando se dieron a la fuga.
El fin de semana pasado, un remisero fue el blanco de los delincuentes. El conductor subió a dos pasajeros en Güemes y Liniers, quienes le indicaron como destino una dirección del barrio Macarone. Al llegar a la esquina de Bolívar y Neuquén, le apuntaron con una pistola, lo obligaron a detener la marcha y le sustrajeron una billetera, la radio para comunicarse con la central de la empresa, el GPS y documentación del vehículo. El remisero los persiguió, llamó al 911 y personal motorizado del GIA y la División Seguridad Bancaria y Urbana llegaron en apoyo. Unos minutos más tarde, detuvieron a uno de los ladrones, de 18 años, en calle San Luis, y se recuperaron los elementos robados.
Por último, ayer a la madrugada a un joven de 25 años le robaron la campera a punta de navaja. El muchacho iba en su moto por calle Bolívar, y al llegar a Neuquén lo interceptaron tres personas, y lo hicieron caer al piso. Le pusieron el arma blanca en el cuello y le sacaron la campera y el celular.

Comentarios