Pais
Jueves 26 de Noviembre de 2015

Una comisión investigará el rol empresario durante la dictadura

El Senado sancionó con 39 votos la puesta en marcha del cuerpo que buscará explicar la responsabilidad de grupos corporativos con delitos de la represión. 

Los pliegos de los aspirantes a integrar la Corte Supremaenviados por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner fueron ingresados sin sobresaltos en la sesión del Senado. Incluso la creación de las Universidades de San Isidro y San Antonio de Areco.

El problema surgió cuando el bloque del Frente para la Victoria (FPV) pidió la votación de la creación de la Comisión Bicameral que investigará la responsabilidad empresaria durante la última dictadura cívico-militar. Si bien se sancionó con 39 votos, lo cierto es que buena parte de los senadores de la oposición brincaron de sus bancas y se retiraron del recinto, consignó Tiempo Argentino.

La sesión estuvo a un tris de caerse porque la estrategia prevista por la oposición era la de abstenerse ante la votación de la ley que crea la comisión que investigará la responsabilidad empresaria durante la dictadura. El FPV no tenía a todos sus miembros, muchos de otros bloques también estaban ausentes. Entonces si prosperaba la triquiñuela opositora se dejaba sin quórum la sesión porque en el Senado las abstenciones no cuentan como presencias. El único problema que tenían es que, por reglamento, el cuerpo debe autorizar las abstenciones. El jefe del bloque del FPV, Miguel Pichetto, rápido de reflejos, pidió la palabra y anunció que sus senadores no las iban a autorizar. Esto provocó un pequeño cruce entre senadores que terminó con la retirada de las bancas de la totalidad de los radicales y de otros bloques opositores.

El peronista disidente de Salta, Juan Carlos Romero, se preguntó: "¿por qué tenemos que hacer nosotros un juicio civil y moral? No es tarea nuestra". A su turno, la cordobesa Norma Morandini prefirió la queja al sostener que no se puede intentar "ocupar el lugar de la Justicia porque vamos a caer en el riesgo enorme de que no se haga justicia". Luego agregó que la gran deuda del "Parlamento y el Estado es que no nos han dicho nada del destino de los desaparecidos a lo largo de estos 12 años". Pichetto no se aguantó y le respondió: "Morandini es injusta planteando una cuestión donde nuestro gobierno ha trabajado con mucha intensidad". No hubo más debate porque los senadores de la UCR, el PRO y el peronismo conservador se retiró del recinto.

Pero no se fueron todos, se quedaron en sus asientos los senadores Jaime Linares (GEN), Fernando Solanas, el socialista Rubén Giustiniani y Magdalena Odarda. Estos cuatro aportaron sus votos a la sanción definitiva de la comisión que nació por una iniciativa del diputado del FPV, Héctor Recalde y con la que se busca identificar "los actores económicos y técnicos que contribuyeron a y/o se beneficiaron con la dictadura aportando apoyo económico, técnico, político, logístico o de otra naturaleza". Ayer, se conoció el respaldo de Amnistía Internacional y la Comisión Internacional de Juristas.

Previo a este tema, los senadores autorizaron el ingreso de los pliegos de Eugenio Sarrabayrouse y Domingo Sesín, los candidatos propuestos por CFK para que ocupen las vacantes en la Corte Suprema. El tratamiento de estos pliegos quedará para la nueva integración de la Cámara alta donde el FPV verá ampliada su representación a partir del 10 de diciembre.

Legisladores rechazaron la suspención de Venezuela


El Grupo Parlamentario de Amistad con Venezuela recibió al embajador venezolano Carlos Martínez Mendoza y repudió la decisión del presidente electo, Mauricio Macri, de solicitar a los Estados miembro del Mercosur la suspensión de Venezuela del bloque por quebrar presuntamente la cláusula democrática prevista en el Protocolo de Ushuaia, suscripto en dicha ciudad el 24 de julio de 1998.

La cita no contó con representación opositora

Carolina Gaillard presidente del Grupo de Amistad señaló: "Creemos que la pretensión de Macri de aplicar la cláusula democrática del Mercosur a Venezuela es un claro alineamiento con EE UU. y su política de hostigamiento hacia los países latinoamericanos".

La diputada entrerriana, agregó: "Consideramos preocupantes las declaraciones del jefe de Gobierno de la Ciudad y futuro presidente de los argentinos ya que nuestra región es un territorio de paz donde se respeta el voto popular y la vigencia de la democracia."

El embajador venezolano, por su parte, señaló que: "En esta expresión de solidaridad está el reconocimiento de la legalidad y legitimidad de la democracia en Venezuela. Ratifica el estado del sistema democrático reconocido por gran parte de la sociedad venezolana y por nuestros vecinos", y manifestó que su país fue ratificado como integrante del Consejo de Derechos Humanos de la ONU por 130 votos. 

Fuente: Tiempo Argentino

Comentarios