La Provincia
Viernes 02 de Enero de 2015

Una cola de tornado provocó destrozos en Urdinarrain y la zona

El inicio de 2015 llegó con sorpresa, el 1 de enero se registró un fuerte temporal que afecto a Gilbert, Costa San Antonio y Urdinarrain. En esta última ciudad se registraron los mayores daños. FOTOS  

Según evaluó el responsable de la oficina meteorológica Urdinarrain, Eduardo Aubert en contacto con La Región “fue una cola tornado, severa y rápida que a las 09.49 alcanzó su máxima intensidad cuando en apenas 2 minutos registró 101kilómetros” lo que provocó voladura de techos, rompió árboles, arrancó postes y dejó sin luz a Urdinarrain hasta la hora 14.

 

Una situación similar se produjo en el año 2006 cuando un tornado hizo estragos en el Parque Industrial. “Aquella vez hubo ráfagas de viento que llegaron a los 172 km, que fue el registro máximo en esta zona”.

 

Urdinarrain

La fuerte tormenta golpeó fuerte a esta ciudad pasadas las 9 de la mañana del 1 de enero el cielo se presentaba plomizo y minutos más tarde un copioso chaparron –fueron 30 mm- y ráfagas de viento que superaron los 100 kilómetros por hora provocaban todo tipo de daños. Defensa Civil actuó rápido y de manera coordinada trabajaron Policías, municipales, la empresa “Mantelec” y Bomberos Voluntarios. Estos últimos registraron más de 30 servicios en los que se aseguraron numerosos postes, cables y cortó cualquier rama peligrosa.

 

El episodio más grave lo sufrió la familia Aguilar. En su vivienda frente al Aero Club local fueron testigos de cómo el viento se llevaba completo el techo de la planta alta y mampostería . Aunque no fueron los únicos, al menos otras dos familias experimentaron voladuras parciales y otras deformación en la parte superior de la casa.

 

Al respecto el intendente Alberto Ledri aseguró que “se instrumentó ayuda para las familias afectadas, a una de ellas ya se le entregó chapas y el resto estaban por hacer lo propio. Desde el primer minuto se coordinó la asistencia municipal”.

 

Empleados del corralón cortaron troncos peligrosos y despejaron varias arterias, se valieron de topadora, camiones, motosierras y varios operarios que eran acompañados por la dirección de tránsito para cortar preventivamente la circulación. En tanto Mantelec empalmó cables y trabajó en postes para que la luz volviera a todos los sectores, lo que ocurrió recién pasadas las 14 hs, justo a tiempo ya que sin electricidad para las bombas, Obras Sanitarias se iba quedando sin reservas de agua.

 

Pasada la emergencia, los servicios se ocuparon de tareas menores las que continuaron el viernes y el resto del fin de semana.

 

Gilbert

El intendente Jorge Holzmann, señaló que la cola de tornado paso sobre el edificio escolar Mariano Moreno y se llevó 30 metros de techo en una de las alas afectando la zona de baños, cocina y laboratorio, afortunadamente no fue mucha el agua y no se filtró tanto. “Igual tapamos todo con silobolsas provisoriamente” dijo el intendente quien se comunicó con los ministros de educación y obras públicas para solucionar todo cuanto antes.

En tanto, la directora departamental de escuelas, Marta Landó, ordenó que se preparen viandas para los chicos que concurren al comedor.

 

Costa San Antonio

Las inclemencias del tiempo se repitieron en la zona rural donde se pudo apreciar de mejor manera la fuerte actividad eléctrica y la nubosidad vertical que presagiaba un cambio climático abrupto. Solo algunos árboles y ramas fueron las consecuencias, algo que se repitió en Aldea San Antonio donde solo experimentaron un ventarrón.

 

Sin dudas que tras el brindis, el inicio del nuevo año no fue el mejor; aunque si se tiene que hacer un balance de lo ocurrido, el rápido accionar y respuesta de los servicios es sin dudas un dato sumamente positivo.

 

Fuente: Javier Vilaboa/La Región

Comentarios