Derechos Humanos
Martes 09 de Agosto de 2016

Una calle del exhipódromo de Paraná recuerda a Carmen Germano

Se habilitó este martes por la tarde la calle que recuerda a la histórica luchadora por los derechos humanos. En el acto hubo dirigentes de distintos partidos, gremialistas y miembros de organizaciones sociales.

Con un acto que se realizó este martes por la tarde en una de las esquinas de la plaza Mujeres Entrerrianas, en el exhipódromo de Paraná, quedó formalmente designada la calle Carmen Salvay de Germano, reconocida militante de derechos humanos de la ciudad, madre del detenido desaparecido durante la última dictadura cívico militar Eduardo Mencho Germano.

Se trata de lo que hasta ahora era la calle N° 1837, en el tramo comprendido entre Salvador Maciá y avenida Almafuerte, en su intersección con la calle José Lambarri. La imposición del nombre de Carmen Salvay de Germano fue dispuesta por Concejo Deliberante paranaense a través de la ordenanza 9.416, sancionada el 16 de junio pasado.

Esa iniciativa fue autoría del concejal Juan Enrique Ríos (Frente para la Victoria) y tuvo acompañamiento unánime en el cuerpo deliberativo. Justamente, una particularidad del acto fue la presencia de dirigentes políticos del justicialismo, el radicalismo y el PRO. Además estuvieron dirigentes de gremios como Agmer y la CTA Autónoma, y también la ex intendenta Blanca Osuna.

Salvay de Germano fue una mujer símbolo de la lucha por Memoria, Verdad y Justicia. Fue fundadora de la Asociación de Familiares y Amigos de Desaparecidos de Entre Ríos (Afader) junto a –entre otras– Amanda Mayor, Pepita Goyeneche y Clara Fink. En el acto estuvo presente Clara, junto a sobrevivientes de la dictadura y familiares y organizaciones como H.I.J.O.S. y La Solapa.

Eduardo Germano fue secuestrado en Rosario en 1976. Desde entonces, Carmen emprendió la búsqueda de su hijo y se convirtió en un emblema y una de las referentes en la lucha por los derechos humanos en la provincia y el país. Falleció en 2012, sin llegar a conocer la noticia del hallazgo y restitución de los restos de su hijo, que se produjo dos años después.

Uno de los nietos de Carmen, Matías Germano, quien es subsecretario de Derechos Humanos de Entre Ríos, remarcó la importancia de "seguir avanzando en reflejar de la memoria" y agradeció a las madres como Carmen y Clara: "Por habernos enseñado que las luchas por los nobles objetivos, las luchas que se realizan colectivamente, no pueden ser calladas, no pueden ser pisoteadas por las cobardes balas de los infames asesinos que hoy tienen la condena, no solamente del pueblo argentino, sino del Poder Judicial".

"Tantas veces en soledad, Carmen, Clarita, Amanda, Pepita, cada una de las madres, Hebe de Bonafini, Nora Cortiñas, Taty Almyda, nos han dado su ejemplo. Creemos que la reivindicación en este espacio y el reconocimiento por unanimidad del Concejo Deliberante, es un aporte importante que va a quedar plasmado en nuestra ciudad", agregó Matías Germano.

Germano, como lo hizo anteriormente la dirigente María Luis Pierola, remarcó que símbolos como las madres de Plaza de Mayo "no pueden ser pisoteados", en referencia al reciente intento por detener a Bonafini.

El acto fue organizado por la viceintendenta, Josefina Etienot, quien dijo que era vecina de Carmen Germano y la recordó como "una buena vecina, además de madre y abuela, que generaba mucha armonía".

Este nombramiento se suma a la designación ya realizada de la calle Claudio Fink y próximamente se sumarán la calle Luis Alberto Fadil y el Polideportivo Fernando Piérola, tres detenidos desaparecidos de Paraná.

Comentarios