Espectaculos
Domingo 08 de Febrero de 2015

Una cadena de cines prohibió llevar látigos y sogas al estreno de la película "50 sombras de Grey"

Sogas, látigos y cualquier otro elemento que se use en las prácticas sadomasoquistas que tanto gustan al protagonista de la historia, Christian Grey, no pueden ser llevados a las salas de cine en Estados Unidos.

Los seguidores del libro que en un par de días se estrena en los cines tendrán que discretos y aprender a contenerse. Es que la cadena de cines estadounidense AMC advirtió, a una semana del estreno, que no permitirá a los espectadores que acudan con objetos que rindan tributo a la temática del filme.
 
Sogas, látigos y cualquier otro elemento que se use en las prácticas sadomasoquistas que tanto gustan al protagonista de la historia, Christian Grey, no pueden ser llevados a las salas de esta cadena.
 
"Aunque animamos a aquellos clientes que quieran mostrar su entusiasmo por la película llevando disfraces, no permitimos armas (reales o falsas), o atuendos que puedan hacer que los clientes se sientan incómodos, o les retraigan de la experiencia de acudir al cine", explicó un portavoz de AMC, Ryan Noon, a Mashable.
 
Lo parece una advertencia curiosa e inusual no lo es tanto, teniendo en cuenta que es práctica habitual, especialmente en Estados Unidos, que los fans más entregados a la causa conviertan la proyección de su película favorita en una ocasión especial para "meterse en el papel" de los personajes y acudir al cine con disfraces a modo de homenaje.
 
El equivalente, en el caso de "Cincuenta sombras de Grey", sería excesivo, dada la temática de la película. Basada en las novelas eróticas de E. L. James, narra la historia de Anastasia Steele, una tímida becaria que entra en la vida del millonario Grey, cuyos gustos sexuales son, cuanto menos, atípicos.
 
Aunque en Estados Unidos los menores de 17 años podrán ver el filme si acuden con un familiar o tutor mayor de edad, en Reino Unido, por ejemplo, queda vetada la asistencia a todo aquel que no haya cumplido los 18. Se estima que, con una de cada cinco escenas de alto voltaje, 20 minutos en total, la película protagonizada por Jamie Dornan y Dakota Johnson se convierta en la más picante de la última década.
 
 

Comentarios