Narcotráfico
Viernes 26 de Agosto de 2016

Una banda narco de Villa Almendral acordó seis años de prisión por vender droga

Los Cuatrín admitieron el delito por narcotráfico en la zona del Thompson de Paraná.

Uno de los enclaves de la venta de droga, especialmente cocaína, en la ciudad de Paraná, fue desbaratado el año pasado en procedimientos realizados por la Gendarmería Nacional tras una investigación tramitada en el Juzgado Federal. Se trata de los Cuatrín, quienes a su vez tenían distintos puntos de expendio en la ciudad. Cuatro personas que fueron detenidas iban a ser juzgadas esta semana pero prefirieron hacer un acuerdo de juicio abreviado con la Fiscalía. De este modo, el padre y dos de sus hijos aceptaron la pena de seis años de prisión, en tanto que la nuera del jefe de la banda pasará cuatro años y medio en el encierro.

Al parecer, ninguna de las coartadas que tenían pensadas los Cuatrín iban a ser creíbles. Entre ellas, que la actividad principal que desarrollaban era un comercio ubicado en la esquina de Soler y Du Gratty, en la zona del balneario Thompson. Allí habían secuestrado 270.000 pesos, y las ofertas eran demasiado baratas, como tres pizzas por 100 pesos o cinco kilos de carne para una parrillada a 175 pesos. A pocas cuadras de ese local, en inmediaciones de Villa Almendral, allanaron otros dos domicilios donde hallaron dos kilos de cocaína y ocho de marihuana. Las viviendas estaban asentadas sobre un mismo terreno, por lo que uno de los imputados que vivía en una casa tampoco pudo despegarse de la actividad que se desarrollaba en otra.

Raúl Cuatrín es el padre de la familia, y lo acompañaron a la cárcel su hijos Jonathan y Ademar. A su vez, también fue imputada Evelin Vera, pareja de Ademar que vivía con ellos.

Las pruebas reunidas en la investigación fueron suficientes y fehacientes para demostrar la actividad ilícita que se llevaba adelante en la zona, además de que muchos vecinos lo sabían ya que era evidente no solo el ir y venir de compradores por los puntos de venta, sino también el importante crecimiento patrimonial de la familia.

Por esto, decidieron acogerse al instituto del juicio abreviado. Asistidos por el abogado defensor Marcos Rodríguez Allende, los imputados dialogaron con el fiscal general José Ignacio Candioti, y aceptaron cumplir una sanción penal de importancia, ya que el delito que admitieron cumplir es el de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravada por la participación de más de tres personas, a modo de organización narco criminal.

Los tres Cuatrín acordaron purgar seis años de prisión, por ser los organizadores de la actividad, y Vera cuatro años y medio, por ser partícipe secundaria en el delito.

En la audiencia ante el Tribunal Oral Federal de Paraná, ayer por la mañana, los imputados expresaron su libre voluntad de evitar un juicio oral y público donde poder defenderse y por el contrario confesar el delito. Ahora, los magistrados (Noemí Berros, Roberto López Arango y Lilia Carnero) analizarán los elementos del expediente y luego dictarán la sentencia correspondiente, en la que se homologará el acuerdo tal como se presentó, pero con el respectivo análisis de las pruebas.


***

Decomisaron 270.000 pesos

La abultada suma de dinero en efectivo que se secuestró en los allanamientos en mayo del año pasado por la Gendarmería Nacional, irá a la cuenta de la corte Suprema de Justicia de la Nación. Se trata de 270.000 pesos que provienen de la venta de marihuana y cocaína en la zona norte de la ciudad, que según el acuerdo de juicio abreviado serán decomisados. Es un golpe importante en lo económico a una banda que durante muchos años contaminó a muchas personas.



Comentarios