Mundo
Miércoles 08 de Abril de 2015

Un video muestra un nuevo asesinato de un policía a un hombre de color desarmado

El oficial, Michael T. Slager disparó ocho veces sobre el cuerpo de un hombre en North Charleston, en Carolina del Sur, Estados Unidos. El alcalde de la ciudad culpó al agente. VIDEOS Y FOTOS.

Un oficial de policía fue acusado de asesinato, según afirmó el alcalde de North Charleston, en Carolina del Sur, Estados Unidos, después de que apareció un video mostrando como disparaba y mataba por la espalda a un hombre de color, aparentemente desarmado.

 

Según informó el diario New York Times, el oficial, Michael T. Slager, había dicho que temía por su vida porque el hombre negro había tomado su arma de aturdimiento en una pelea.

 

Pero en realidad el video que se dio a conocer en las últimas horas, muestra el oficial dispararle ocho veces hasta darle la muerte. Los cargos estatales se dieron a conocer en una conferencia de prensa este martes por la noche.

 

El tiroteo en North Charleston viene de la mano de incidentes de alto perfil de los agentes de policía que utilizan la fuerza letal en Nueva York, Cleveland, Ferguson, Missouri, y en otras partes del país.

 

Las muertes han provocado un debate nacional sobre si la policía es demasiado rápida para utilizar la fuerza, sobre todo si se trata de personas de color.

 

 

 

 

 

Cómo fue el ataque

Michael Slager, un policía blanco de 33 años, detuvo a Walter Scott, un ciudadano negro de 50 años desarmado, porque estaba conduciendo un Mercedes Benz sedan con una luz trasera rota. Según el agente, Scott se bajó del auto y comenzó una persecución a pie. Antes de conocerse el video, el policía había dicho que el hombre le había quitado su pistola Taser (de electroshock). Este momento no está registrado en el video ni se lo ve con esa arma.


Según el video, entregado a la familia del fallecido por una persona no identificada que grabó las imágenes, Slager disparó ocho veces por la espalda a Scott mientras éste huía corriendo. Cinco de esas balas impactaron en distintas partes del cuerpo. Scott cayó al suelo tras el octavo disparo, realizado tras una breve pausa.


Después, el agente caminó despacio hacia  Scott, que ya estaba agonizando, y le ordenó colocar las manos detrás de la espalda. Cuando vio que el hombre no se movía, Slager le puso las manos a la espalda y lo esposó.


Mientras otro agente aparecía en escena, Slager caminó rápidamente hasta el lugar desde el que había disparado, recogió un objeto y volvió a recorrer los aproximadamente 10 metros hasta Scott antes de dejar el objeto junto a los pies del hombre caído, según se ve en el video. Se cree que ese objeto era la pistola Taser. El policía le tomó el pulso a Scott, mientras llegaban las ambulancias. Los paramédicos declararon al hombre muerto en el lugar.

 

La condena

Slager fue trasladado anoche al centro de detención del condado de Charleston acusado de asesinato tras la difusión del video en el diario The New York Times y se le denegó la salida por fianza. Según señaló la policía local en un comunicado, el agente -que lleva cinco años en la policía local- podría ser condenado a 30 años de prisión o incluso a la pena de muerte.


En el mandato de arresto, se indica que "Thomas Slager (...) mató a la víctima ilegalmente y con premeditación". "Disparó a la víctima varias veces por la espalda después de un altercado. Todo está basado en pruebas recogidas en el video", dice el documento.


El FBI investigará el caso junto con las autoridades locales, informó el Departamento de Justicia.

 

Protesta


Residentes de la ciudad, de unos 100.000 habitantes, la mitad de ellos afroamericanos, junto a la ONG "Black Lives Matter" ("Las vidas de los negros importan") convocaron una marcha de protesta hoy hasta el ayuntamiento.

 

La familia de Scott y su abogado, L. Chris Stewart, pidieron protestas tranquilas y pacíficas. Los cargos de asesinato demuestran que la justicia está funcionando en este caso, señalaron.

 

En una conferencia de prensa anoche, el hermano de la víctima se preguntaba qué habría pasado si no hubieran existido las imágenes. "Si no hubiera habido un video, ¿sabríamos la verdad?", deslizó y calificó de "héroe" al testigo que filmó la escena de la muerte de Scott.

 

El abogado de la familia aseguró que, tras conocer que se habían abierto acusaciones contra el agente, hubo un cierto sentimiento de liberación.

 

"El camino que debemos recorrer para intentar obtener justicia empieza aquí", aseguró.

Scott fue alcanzado por cinco balas, tres en la espalda, una en la oreja y otra en la nalga, según Stewart, que cita al médico forense, señaló el informe de New York Times.

Scott tenía cuatro hijos, estaba comprometido y había sido licenciado con honores de la Guardia Costera estadounidense.

 

Tensión racial

 

El incidente podría reavivar las tensiones raciales en Estados Unidos, donde en los últimos meses se han conocido numerosos casos de ciudadanos negros muertos a manos de oficiales de policía blancos.

 

La muerte en agosto de 2014 de otro joven negro desarmado en la ciudad de Ferguson (Misuri) provocó masivas protestas en todo el país. El policía responsable no fue juzgado por falta de pruebas, pero el Departamento de Justicia publicó un informe lapidario sobre las prácticas de la policía local y de altos funcionarios municipales, algunos de los cuales dimitieron.


Barack Obama, primer presidente negro de Estados Unidos, reconoció en una entrevista que lo ocurrido en Ferguson no era "un caso aislado".

 

La Casa Blanca recomendó entonces cambios profundos en el seno del cuerpo de policía de Estados Unidos, con el objetivo de mejorar las relaciones entre las minorías y las fuerzas del orden. A tal efecto, recientemente se creó una oficina en el departamento de Justicia dedicada a mejorar las relaciones entre la policía y la comunidad negra.

 

Fuente: Post and Courier, AP y New York Times.

 

Comentarios