Ovacion
Jueves 16 de Julio de 2015

Un triste capítulo que incrementa una crisis

El DT de Atlético Paraná, Edgardo Cervilla, y el encargado de prensa del club se agredieron físicamente   

Matías Larraule / Ovación
mlarraule@uno.com.ar


Mantener la calma cuando los resultados son adversos es fundamental. Dominar el temperamento deberá ser una obligación para superar una serie de resultados negativos que inaugura una crisis en Atlético Paraná. Lamentablemente, lo deportivo se traslada a lo extradeportivo, y quedó expresado ayer en el entrenamiento que el Decano desarrolló en el estadio Pedro Mutio.

Había un clima de suma tranquilidad en la práctica. Luego de hidratarse, los jugadores se ordenaron en el campo de juego para seguir con la planificación del encuentro que disputarán el sábado ante Douglas Haig de Pergamino. Antes de reanudar la jornada laboral, el entrenador Edgardo Cervilla se dirigió hacia el costado donde se ubicaba un pequeño grupo de cronistas abocados a la cobertura del ensayo.

Luego de saludar a los presentes, el DT le dirigió un mensaje a Darío Albertini, encargado de prensa de la entidad de barrio San Martín y redactor de la sección deporte de El Diario. “El señor se tiene que retirar o tendré que realizar el entrenamiento a puertas cerradas”, subrayó el orientador táctico santotomesino. Tras hacer unos segundos de silencio, el comunicador respondió: “Me retiro por respeto a los jugadores y a mis colegas que están realizando su trabajo”.

Albertini comenzó a bajar los escalones en compañía de los periodistas, que en un gesto de solidaridad se retiraban del predio. Pero el hecho no concluyó ahí. Cervilla argumentó, de mal modo, cuáles eran los motivos por los cuales adoptaba esta decisión. “Seguí matando a los jugadores, y andá contale a los dirigentes”. Esta frase fue acompañada por una serie de insultos y por un repudiable: “Esperame a la salida del entrenamiento”. 

La ira desbordó a los protagonistas de este lamentable suceso. El encargado de prensa ingresó en el juego dialéctico. El entrenador salió del campo de juego enfurecido para encontrarse cara a cara con el periodista y agredirlo físicamente ante la sorpresiva mirada de todos sus jugadores. 

Más allá del intento de separar por parte de un socio vitalicio que fue testigo de la pelea y de un oficial policial que estaba presente en el lugar de los hechos, hubo una serie de golpes de puños de los dos. El santotomesino finalizó con un corte en su rostro. Por su parte, Albertini terminó con un fuerte golpe en el pómulo izquierdo.  

Luego de este encuentro, que no hace más que incrementar la crisis deportiva que está atravesando el equipo, las puertas del estadio se cerraron. Minutos después, jugadores e integrantes del cuerpo técnico reanudaron la práctica. Por su parte, Albertini decidió emitir la denuncia en la seccional 10ª.

La pésima relación entre el DT del Gato y el encargado de prensa de la entidad de barrio San Martín es pésima desde larga data. Los ascensos que obtuvo Atlético Paraná y el buen comienzo en la temporada 2015 fueron apagando las críticas. Ayer se escribió el capítulo más oscuro, que finalizó en un escándalo. 

Postura oficial. Desde la dirigencia de la entidad de barrio San Martín minimizaron el suceso, que se acerca más a una crónica policial que a una cobertura deportiva. Más allá de repudiar la agresión de ambos, catalogaron al hecho como una respuesta “esperable” por las diferencias personales que existen entre Cervilla y Albertini. “Esto no nos va a motivar a adoptar ninguna decisión porque no corresponde”, argumentó el directivo David Cáceres a Ovación.   

“No queremos que este hecho agrave este momento. Queremos seguir como estamos. Por eso no queremos dramatizar. Solo apuntamos a levantar cabeza después de haber sufrido cuatro derrotas seguidas”, argumentó el dirigente del Rojiblanco. 

En la red

Repercusiones del escándalo. El escándalo rápidamente se viralizó en las redes sociales. Papelón en Paraná: se agarraron a piñas Cervilla y el jefe de prensa, indica la cuenta oficial de Twitter del portal Mundo Ascenso. “Una vergüenza”, calificó el periodista del sitio Interior futbolero, Augusto Sciutto. 

Un nuevo mediocentro

Antes del escándalo que se desató en plena práctica, el plantel de Atlético Paraná realizó una serie de trabajos tácticos en el estadio Pedro Mutio. En la ocasión, el DT Edgardo Cervilla mostró un mediocampo distinto en relación al que había trabajado en la práctica del martes. 

En este sentido, se destacó la presencia de Federico Córdoba, quien el martes actuó para los suplentes en el ensayo futbolístico. El ingreso de la Flaca motivó la salida de Sergio Modón del equipo principal. El jugador surgido de la cantera Rojiblanca compartió el mediocentro junto a Jonathan Belforte. Por su parte, Pablo Vercellino se abrió para cubrir el andarivel derecho. 

En consecuencia, el 11 enfrentaría a Douglas Haig sería; Ignacio Arce; Martín Galli, David Dri, Diego Reynoso y Maximiliano Piris; Vercellino, Córdoba, Belforte y Alexis Ekkert; Nicolás Ledesma y Enzo Noir. 

Comentarios