Pais
Martes 12 de Abril de 2016

Un tribunal decide si ratifica al juez que indagará a Cristina Fernández

La Cámara Federal porteña anunciará hoy si Claudio Bonadio sigue al frente de la causa del dólar futuro o lo aparta como quiere el kirchnerismo.

La Cámara Federal penal porteña ratificaría hoy al juez Claudio Bonadio al frente de la causa por la venta de dólares a futuro por la que está citada para prestar declaración indagatoria mañana la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, según estimaban anoche fuentes judiciales.

La sala II del tribunal, integrada por los jueces Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Farah, realizó ayer la audiencia prevista en el Código de Procedimiento con quien recusó a Bonadio, en este caso el ex director del Banco Central Pedro Biscay. Y el tribunal quedó en condiciones de resolver. Se creía que ello ocurriría ayer pero la decisión se conocerá hoy.

Hoy deberá presentarse también a indagatoria y en esta misma causa el ex ministro de Economía Axel Kicillof.

Ayer por la noche llegó Cristina Fernández de Kirchner desde El Calafate a la ciudad de Buenos Aires. 

Una camioneta tipo móvil de exteriores de la televisión fue ubicada en el estacionamiento del edificio de la zona portuaria justo al lado de la reja que separa al predio de la Avenida Comodoro Py, donde hay convocada una manifestación en apoyo de la ex presidenta. La camioneta tiene una cámara de seguridad tipo domo y una enorme antena de transmisión. Habrá efectivos de cuatro fuerzas de seguridad. Y ayer anduvo por el edificio el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia.

A través de sus abogados, Biscay reiteró ante los jueces su pedido de apartamiento de Bonadio porque considera que podría no ser imparcial.

"Se generó un perjuicio que violó la igualdad de armas y sostenemos la necesidad de apartamiento por temor fundado de parcialidad", dijo Alejandro Rúa, defensor de Biscay junto con su colega Paula Honisch, frente a los tres camaristas.

La audiencia duró alrededor de media hora y la defensa de Biscay argumentó haber sufrido impedimentos del tribunal a cargo de Bonadio para acceder a las pruebas existentes contra él. Y, en ese sentido, dijo haber sufrido un trato dispar respecto de la Fiscalía porque se le facilitó, dijo Rúa, con mayor antelación las fotocopias reclamadas de la causa.

En caso de ser mantenido al frente del caso, Bonadio tiene previsto indagar a la ex presidenta mañana a las 10 en el cuarto piso del edificio de Comodoro Py 2002. Le imputa haber provocado un estado de "quebranto" del Banco Central por unos 7.500 millones de pesos comprometidos a pagar por dólares a futuro a un precio al que los compradores lo podían conseguir en otros mercados (14 o 15 pesos) y no a los $ 10,75 en el que se encontraba a fin de año la divisa estadounidense.

Hasta ahora, todos los otros imputados, incluido el ex presidente del Banco Central Alejandro Vanoli, se negaron a declarar y presentaron escritos a modo de defensa.

Vanoli dijo que el banco a su cargo "operó con contratos de dólar futuro para enviar señales claras y contundentes de que no planeaba convalidar las expectativas de devaluación a los efectos de promover la estabilidad cambiaria".

La ex presidenta llegará a los tribunales de Comodoro Py con el lastre de otra mala noticia judicial recibida el fin de semana. Es por la imputación que le hizo el fin de semana pasado el fiscal Guillermo Marijuán para que sea investigada junto con el detenido empresario Lázaro Báez en la causa por presunto lavado de dinero que lleva adelante el juez Sebastián Casanello y conocida como "la ruta del dinero K".

Comentarios