Ovacion
Lunes 30 de Mayo de 2016

Un tiempo para cada uno y un reparto equitativo

Belgrano de Paraná, como local, igualó 1 a 1 con Rivadavia de Lincoln en la semifinal de ida por el Torneo Federal B.   

Edgardo Comar / Ovación
ecomar@uno.com.ar


Se repartieron el dominio territorial y la posesión. Los dos aprovecharon sus mejores momentos. Finalmente no se sacaron ventajas. Belgrano y Rivadavia de Lincoln empataron 1 a 1 en una de la semifinales de ida correspondiente al Torneo Federal  B, desarrollada ayer en el Nuevo Estadio Mondonguero de la capital entrerriana. Juan Navarrete sacó diferencias para el Blanquiceleste; Nahuel Velázquez –de penal– estableció la paridad definitiva. La revancha se disputará el venidero fin de semana en territorio bonaerense.

A partir del pitazo inicial del venadense Carlos Gariano, el Mondonguero entendió la necesidad de asumir el rol protagónico de la contienda. Tácticamente los dos se pararon de la misma forma (4-4-2), pero la presión de los volantes del dueño de casa le dieron un mayor y mejor control de balón y lo transformaron en un claro dominador de las acciones.   

Apenas transcurrido el minuto de juego el Mondo tuvo la chance de romper el cero, cuando después de una buena jugada de Maximiliano Osurak por izquierda, Franco Chiavarini definió de emboquillada pero Lucas Macías rechazó sobre la línea de sentencia. 

La insistencia del local, no tenía pausas. Iba por los costados y exigía permanentemente a una defensa que no entregaba garantías en sus zagueros. La determinación de salir a buscar le dio un merecido premio al representante de la LPF. A los 8’ después de una salida de un lateral por el sector izquierdo, Chiavarini la dejó correr dentro del área para que Navarrete se anticipara a la tardía reacción de Joaquín Colapietro y definiera ante el achique de Agustín Starópoli. 

El 1 a 0 estaba bien, pero parecía no conformar a un Belgrano dispuesto a sostener una saludable postura de ataque. En desventaja, la visita se sintió obligado a adelantarse en el terreno, pero solamente encontraba claridad de ataque cuando pasaba por los pies de Velázquez. Precisamente un tiro libre del talentoso volante derivó en una doble tapada de Gustavo Vergara para evitar la caída de su arco. 

Cerca del intervalo, en los pies de Chiavarini, el Mondo no pudo capitalizar una nueva posibilidad de ataque, retirándose al descanso con una ventaja justa pero mínima. 

Para el complemento el visitante, se paró de mejor manera en el terreno, ocupó mejor los espacios. Emparejó la puja en la mitad del terreno y no cedió espacios para las corridas de los atacantes y carrileros de su oponente. Con la inclusión de Maximiliano Russo por Leonardo Basán, Fabio Schiavi encontró el socio ideal para Velázquez que posicionándose como un punta más complicó en demasía. Una gran maniobra suya, después de recibir de Russo, derivó en el penal por mano extendida de Graciani, que él mismo se encargó de transformar en el 1 a 1. 

Belgrano intentó reaccionar, pero más allá de las ganas ya no tuvo la profundidad de la etapa inicial. Rivadavia se replegó bien y de contra estuvo cerca de llevarse un premio que hubiese sido exagerado. 

La serie sigue abierta y con un desenlace de pronóstico reservado. Ayer los dos mostraron sus atributos. Uno en cada tiempo.       

***
Presencias


Algunas caras conocidas. La tarde de otoño con clima de invierno hizo que no hubiera una masiva concurrencia para el partido entre Belgrano-Rivadavia de Lincoln. Entre los asistentes, se pudo apreciar las figuras de Víctor Javier Muller, Germán Pipo Cáceres y Rubén Gucho Zuázaga. Los dos últimos mencionados registran pasos deportivos por la entidad de Salta y Nogoyá. El primero como jugador y el segundo como parte de un cuerpo técnico. 

Comentarios