Policiales
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

Un preso fue a visitar a su familia y huyó por el fondo de la casa

Damián Rebolloso, condenado a 11 años de prisión por robos, se escapó en el barrio 1° de julio de Paraná

Cuando caiga preso nuevamente, Damián Gustavo Rebolloso perderá los beneficios que había logrado, como por ejemplo la visita a su familia.

El hombre está condenado a 11 años de prisión por violentos robos a mano armada en Paraná y Concepción del Uruguay.

Ayer lo trasladaron desde la cárcel de Gualeguaychú hacia Paraná para reunirse con sus parientes. Cuando estaba en la casa del barrio 1° de Julio, fue al baño y no regresó. Se escapó por el fondo y por ahora es incierto su paradero.

Rebolloso fue condenado en mayo de 2015 por tenencia de arma y por un asalto perpetrado en Paraná, y la pena de 11 años fue contemplativa de la sanción de siete años de prisión que había recibido en Concepción por otro robo.

A la condena la estaba cumpliendo en la Unidad Penal N° 2 y ayer lo trasladaron en un móvil del Servicio Penitenciario hacia la capital provincial. La medida duraba dos horas, y luego debía realizarse el viaje de regreso. Sin embargo, en un momento dijo que iba al baño y no apareció más.

El director del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, José Luis Mondragón, dijo a UNO: "Él estaba con una salida transitoria, el personal penitenciario tenía que trasladarlo a Paraná en la casa de la familia, era la segunda vez que lo hacía, la primera no se registraron incidentes. Había superado ampliamente la mitad de la condena y estaba gozando de un beneficio que le había concedido el Juzgado de Ejecución local".


Sobre el momento de la fuga, informó: "Comunicó que iba al baño y aprovechó esta circunstancia para evadirse". Acerca del tipo de custodia, Mondragón contó que "se trata de un interno que está en prueba, tiene que tener una discreta vigilancia porque la mayor vulnerabilidad se daba en el traslado. Lo tomamos como un hecho que ocurre dentro de lo posible, en la medida que los internos no cumplen con su parte del trato, que es regresar en el vehículo que el Estado puso a su disposición para visitar a su familia".

El personal penitenciario realizó las primeras averiguaciones, radicó la denuncia correspondiente en la comisaría cuarta y se irradió el pedido de localización a toda la Policía de Paraná y puestos camineros.






Comentarios