Pais
Lunes 28 de Noviembre de 2016

Un policía mató de seis disparos al novio de su ex pareja y luego la baleó a ella

La mujer recibió tres disparos de parte de un cabo de policía, del cual se había separado un mes atrás. El asesino usó su arma reglamentaria. Sucedió en Neuquén.

Un cabo de la policía de Neuquén acribilló de seis balazos en la cabeza al actual novio de su ex mujer, a quien también hirió de tres tiros delante del bebé de ésta, en una vivienda de la capital de la provincia, informaron fuentes de la fuerza y judiciales.
El efectivo policial, que quedó detenido por el hecho, confesó luego ante el fiscal de la causa: "Encontré a mi mujer cagándome, debería haberlo agarrado a trompadas". Según estas primeras informaciones, se trata de un caso de femicidio vinculado.
Fuentes policiales y judiciales informaron a la agen cia Télam que el hecho ocurrió el domingo a la madrugada en una casa situada en Potente al 400, en el barrio San Lorenzo del norte de la ciudad de Neuquén, donde reside Magnolia Aidé Salas (22), madre de un bebé de un año y tres meses.
De acuerdo a los voceros, esta joven se había separado hacía un mes del cabo Alejandro Andrés Lagos (34), quien prestaba servicios en el área de Coordinación Operativa, y actualmente estaba de novia con el albañil Edgardo Javier Soto (36).
Según informó el fiscal de la causa, Maximiliano Breide Obeid, ayer alrededor de las 4.30, Lagos, vestido de civil y con su arma reglamentaria, se dirigió hasta la vivienda de su ex pareja "pateó la puerta, ingresó a la vivienda y los llevó a ambos (por Salas y Soto, quien se encontraba junto a ella) hacia una habitación".
"Le disparó seis tiros en la cabeza al hombre y tres tiros a la mujer en el pecho, la pierna y la pelvis. Y como consecuencias de los disparos, él falleció y ella permanece internada en grave estado", explicó el representante del Ministerio Público Fiscal neuquino, quien confirmó que los balazos fueron efectuados con una pistola calibre 9 milímetros provista por la Policía provincial.
Tras el ataque a tiros, Salas fue trasladada de urgencia al Hospital Provincial Castro Rendón de la capital neuquina, donde este lunes por la tarde permanecía alojada en la sala de terapia intensiva, dijeron los informantes.
Por su parte, el cabo Lagos fue detenido por otros policías de la fuerza en inmediaciones de la escena del crimen. De acuerdo al fiscal Breide Obeid, "los disparos fueron escuchados por los vecinos y uno de ellos lo vio salir (al acusado) de la vivienda con el arma en la mano y llamó a la Policía".
El domingo por la tarde, se llevó a cabo la audiencia de formulación de cargos en la que el instructor judicial acusó a Lagos del "homicidio calificado por el uso de arma de fuego" de Soto y de la "tentativa de homicidio calificado por el vínculo" de su ex pareja.
El fiscal destacó como pruebas los testimonios de los vecinos que vieron al cabo salir de la escena del crimen armado y también solicitó al juez de Garantías a cargo de la audiencia, Diego Piedrabuena, que dicte la prisión preventiva por cuatro meses para el imputado ya que consideró que existen riesgos de fuga. Mientras que el defensor del policía, Alfredo Ferreira, argumentó que el cabo actuó bajo "emoción violenta" ya que para él seguía estando en pareja con Salas y al verla con Soto se sintió engañado y "herido en su honor", al tiempo que solicitó una prisión domiciliaria.
Sin embargo, el juez Piedrabuena rechazó los argumentos de la defensa y dictó la prisión preventiva por un mes y fijó un plazo de cuatro para llevar adelante la investigación.
Por su parte, Pablo, un hermano de Salas contó esta mañana a la prensa local que la joven trabajaba de noche al cuidado de una mujer mayor y que le había comentado a sus amigas que Lagos "la tenía amenazada" y que por ello había "tenido miedo de dejarlo".
Este hombre contó que ya no tenía "relación" con su ex cuñado, de quien dijo que "no parecía una persona violenta". Y añadió que cuando el personal policial alertado de lo ocurrido llegó a la casa de su hermana se encontró con que su pequeño "sobrininto estaba temblando".
Un hecho de similares características también ocurrió en Neuquén el 30 de octubre pasado, cuando Patricio Escudero (25) fue asesinado a puñaladas mientras dormía junto a su novia de 22 años en una casa del barrio Toma 2 de Mayo y por el crimen detuvieron a la ex pareja de la joven, identificado como Juan Ernesto Canello (24). Esta causa también quedó a cargo del fiscal Breide Obeid y, según la acusación, Canello se había separado de la novia de Escudero (con la que tuvo una hija), luego la amenazó para que no tuviera otra relación y, además, violó una orden de restricción de acercamiento.

Télam

Comentarios