Mundo
Lunes 13 de Abril de 2015

Un policía de EE.UU. mató a otro hombre afroamericano

Las autoridades de Oklahoma investigan la muerte de Eric Harris, de 44 años, en manos de un policía. Según la versión oficial, se trató de "una fatal confusión". VIDEOS.

Las autoridades estadounidenses investigan este lunes la muerte del afroamericano Eric Harris en Tulsa, estado de Oklahoma, Estados Unidos, en manos de  un policía que, según la versión oficial, lo hizo en medio de una fatal confusión.

 

Harris, de 44 años, murió de un disparo del agente Robert Charles Bates, quien justificó su acción al señalar que creyó tener en la mano su arma paralizante y no la ordinaria con balas.


La policía local dio a conocer un vídeo que muestra el encuentro del sospechoso con el vigilante blanco que lo persigue y derriba para detenerlo, con el argumento de que el Harris trataba de vender un arma ilegal a un agente encubierto.



Cuando el oficial intentaba inmovilizar en el suelo a Harris, se escuchó un disparo y la voz de alguien que dice: "Le disparé, lo siento", mientras la víctima se queja que no puede respirar y el policía le responde "al diablo con tu respiración".


Los expertos revisaron el incidente y concluyeron que Bates disparó tras sufrir un fenómeno conocido como lapsus y confusión automatizada.


El incidente ocurre después que el 8 de abril pasado el departamento de Policía de North Charleston, Carolina del Sur, despidió a uno de sus miembros implicado en la muerte de un afroamericano.


El oficial Michael Thomas Slager fue dado de baja debido al acontecimiento captado en una grabación que avivó la polémica respecto a la persistente violencia policial contra la comunidad negra estadounidense.



En el vídeo divulgado un día antes aparece Slager cuando disparaba ocho veces por la espalda a Walter Lamer Scott, de 50 años, hasta que este cae al suelo.



Estos sucesos tienen lugar tras el incremento de las tensiones raciales en el país, exacerbadas por varios casos con amplia repercusión desde 2014, entre ellos las muertes de Michael Brown en Ferguson, Missouri; y Eric Garner en Staten Island, Nueva York.
 


 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Prensa Latina

Comentarios