Denuncia
Jueves 16 de Febrero de 2017

Un policía denunció a un intendente y a un concejal por "abuso de autoridad"

El suboficial cabo 1ro de la Policía de Entre Ríos, Ignacio Abel Carmona denunció ante la Justicia al intendente de Pueblo Belgrano, Mauricio Davico, y al concejal Andrés Irigoyen por "abuso de autoridad" por hechos ocurridos el 21 de noviembre del año 2016 en la guardia del hospital Centenario.


Luego del hecho denunciado el policía fue trasladado de la guardia hacia distintos puestos de Gualeguaychú a modo de castigo. Su nuevo lugar de trabajo queda a 25 kilómetros y el uniformado debe hacer dedo para llegar al lugar.

En día del conflicto Carmona se encontraba cumpliendo funciones de vigilancia, cuando se hicieron presentes una pareja con un niño, acompañados por Davico e Irigoyen.


En la oportunidad, los médicos de guardia se encontraban atendiendo dos emergencias de gravedad y por lo tanto estaban abocados a dicha tarea y le habían dado al policía precisas instrucciones de no dejar pasar a nadie hasta tanto terminaran de atender a esos pacientes en situación crítica.


No obstante, Davico e Irigoyen, invocando su condición de intendente y concejal, le pidieron al policía que hiciera atender al niño con la pediatra de guardia.


El policía, padre de cuatro hijos, les explicó la situación y las instrucciones que había recibido de no dejar pasar a nadie y no molestar a los médicos hasta tanto estos le avisaran.


Haciendo caso omiso al argumento del funcionario policial, Davico e Irigoyen, esgrimiendo su condición de intendente y concejal respectivamente, comenzaron a increpar al policía exigiéndole que sí o sí llamara a la pediatra denunció Carmona. Carmona volvió a explicarles respetuosamente la situación, pero todo fue en vano. El intendente Davico comenzó a proferirle insultos y amenazas, al punto de dejarlo al policía en una situación de humillación frente a todos los que estaban presentes en el lugar indicó el Policía.


Le preguntaba si lo conocía a Hugo (por Gorla), lo amenazó diciéndole que iba a hablar con los jefes policiales para que lo trasladen, que Gorla y él le pagaban el sueldo, entre otros improperios vertidos en medio de una escena de mucho enojo, recalco el suboficial de la policía. Por su parte, el concejal Irigoyen se dirigió al policía diciéndole "Vos usás ropa prestada" y reiterando la amenaza de darlo de baja de la fuerza policial.


Fueron muchos los testigos de esta escena. Entre ellos, el doctor Migueles, un empleado que atiende el teléfono de emergencias y unas ocho o nueve personas que aguardaban ser atendidas.


Incluso, una mujer, agente del servicio penitenciario, intervino en su momento defendiendo al policía y haciéndole ver a Davico que era él quien se estaba desubicando.


Luego del incidente Carmona fue trasladado en primer lugar a la casilla de vigilancia en Primera Junta y Ruta 136, luego a la casilla del corsódromo y finalmente a la comisaría de costa uruguay sur distante a 25 kilómetros de la ciudad.


Carmona teme que su esposa, que también es funcionaria policial, sufra las consecuencias.


Fuente: Radio Nova

Comentarios