La Provincia
Lunes 20 de Julio de 2015

Un paseo de domingo con baile, arte y antigüedades

Fue frente a la parroquia del Carmen y fue organizado por la vecinal Parque Urquiza. Instalaron stands y un escenario para números musicales. Hubo monedas, acuarelas, fotografías y libros viejos, entre otros atractivos. Mate en mano, vecinos recorrieron la propuesta. Fotos. 

Pablo Felizia / De la Redacción de UNO
pfelizia@uno.com.ar


Frente a la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Paraná, la vecinal Parque Urquiza montó un conjunto de stands que se transformaron en un paseo. Hubo obras de arte, fotografías, diseño de calzado, objetos antiguos, participaron las colectividades, había libros y editoriales, monedas viejas, billetes de otras épocas, baile y música, entre otras propuestas. 

Cuando las amenazas del tiempo se disiparon, quedó solo un poco de viento frío que cada tanto intentó volar algunas obras de arte, pero no lo logró. Mate en mano, vecinos de la ciudad se acercaron a disfrutar de una propuesta diferente dentro de un conjunto de actividades que surgieron en estas vacaciones de invierno. Pero además y fue una de las motivaciones más importantes, la iniciativa formó parte de las festividades por la Virgen del Carmen, que se celebró el jueves. 

A la mañana llegó un grupo importante de visitantes que recorrieron el paseo y si bien mermó un poco al mediodía, como era esperado, después de la siesta había padres con sus hijos y parejas entre otros vecinos de la zona que recorrieron cada uno de los puestos ubicados alrededor del espacio verde que hay frente a la parroquia de Los Vascos 789.

“Hubo ventas de obras de arte, de libros un montón, así que estamos muy felices”, dijo a UNO Valentina Uranga, miembro de la subcomisión de Cultura de la vecinal y una de las organizadoras de la actividad. De fondo y sobre el escenario sonaba Atakandombe, una de las propuestas musicales de la tarde.

“Es nuestra primera experiencia y si se puede, si seguimos adelante, calculamos que la próxima será para San Miguel, ojalá que podamos trabajar en conjunto con la iglesia”, destacó. 

San Miguel se celebra el 29 de setiembre y, además de ser el patrono de Entre Ríos, es otra de las iglesias que se encuentra en el ejido de la vecinal. 

Uranga destacó el apoyo, para poder realizar esta actividad, de la Iglesia del Carmen y señaló: “Está la secretaria que es Irene Rolón que es además la directora de Colectividades de la Municipalidad y fue ella la  que nos aportó numeros artísticos. Realmente tuvimos un apoyo muy interesante, porque sin el municipio no hubiéramos podido hacerlo: nos dieron los tablones donde la gente expone, el escenario y el sonido”.

En el camino

Las obras, los billetes viejos, los artículos antiguos, los libros y los objetos de diseño estaban dispuestos en un círculo que empezaba y terminaba en el escenario. 

Entre las propuestas, una de las más llamativas fue la del Centro Numismático de Entre Ríos y Osvaldo Ríos, uno de sus integrantes, contó a UNO: “Desde abril de 2001 empezamos a juntarnos. Nos dedicamos a hacer muestras y nos invitan de las municipalidades, alguna escuela y los museos; a esos lugares llevamos la colección que tenemos”.  

Por resguardo y espacio, en la feria de arte de ayer ofrecieron no más del 10% de lo que tienen y desde hace un tiempo comenzaron a integrase con filatélicos por lo que su stand se llenó de monedas, billetes y estampillas. 

“Estamos en esto de difundir la cultura de nuestro pueblo. Tenemos billetes de 1 millón de pesos que la gente no conoce”, dijo y agregó que de varias facultades les han pedido observar la colección. “En 200 años se le han sacado 13 ceros al peso argentino”, remató.

En otro punto de la feria estaba María Elina Caramella que hace ocho años pinta en acuarela y encontró en la feria una posibilidad de mostrar su trabajo. “Estamos muy contentos porque varios artistas locales, que no somos muy conocidos, pudimos participar”, sostuvo. Dijo además que la técnica que utiliza no es fácil, pero se puede aprender y son paisajes lo que más le gusta pintar. 

Entre otras artistas, estaba presente Ana Payba con algunas de su creaciones tan particulares expuestas al público, su mirada estética dentro del arte japonés, su técnica, el arte zen, el papel de arroz y sus pigmentos.

Lo cierto es que se trató de un paseo, una iniciativa diferente para la tarde del domingo en Paraná y eso no es poco. 

Los organizadores se lanzaron a la actividad convencidos de que podrán darle continuidad a esta Primera Feria del Carmen. 

Cerámicas, grabado en vasos, estampes en indumentarias, mosaicos y arte decorativo también fueron parte de las propuestas.

La oportunidad de conocer objetos particulares 

Entre los stands de ayer frente a la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, en uno de los puestos de antigüedades, estaba Gustavo Arellano con diversos objetos: había cerámicas, vajillas finas, recipientes y botellas entre otros presentaciones. “Traje cosas pequeñas por el espacio y traslado”, dijo a UNO y describió como una de sus mejores piezas a un tintero bañado en oro de 80 años de antigüedad, en su estuche original e impecable. “Tiene un precio de 750 pesos”, agregó y era una de las piezas más caras por lo que había algunas otras que no superaban los 300 pesos y para quienes gustan de estas cosas, la feria fue una oportunidad. 

Ya entrada la tarde y sobre el cierre de esta edición estaba prevista la presentación del Coro Carmina Gaudii de la Universidad Católica Argentina en las instalaciones de la misma parroquia.

 

Comentarios