Ovacion
Lunes 29 de Junio de 2015

Un operativo sin problemas

Antes, durante y después no se registraron inconvenientes en zonas cercanas   al Pedro Mutio. La fiesta del clásico se vivió con muchas familias en la cancha.

No era un partido más. El estadio Pedro Mutio estuvo colmado en su totalidad y, como pocas veces sucede, la familia fue a la cancha. Grandes y chicos disfrutaron de una jornada inolvidable, con mucho color, adentro y afuera del campo de juego. 

Parte de que esto sucediera así fue responsabilidad del operativo de seguridad, que funcionó a la perfección. Cerca de 250 efectivos estuvieron afectados al esquema de prevención que organizó la Policía de Entre Ríos. Las calles aledañas al Mutio estuvieron cortadas, hubo los cacheos necesarios y los simpatizantes de Patronato que acompañaron al plantel en el banderazo quedaron lejos del estadio. Solo se rumoreó sobre un posible cruce de simpatizantes, aunque esto fue luego descartado por la Policía. Solamente un detalle se escapó y fue el ingreso de un hincha de Atlético Paraná con la camiseta del Rojinegro, que exhibió subido arriba del alambrado. Aquí sí falló el cacheo. 

Otro dato negativo fue la pirotecnia que se descargó desde adentro de la cancha, algo que está prohibido. Después todo pasó por los carriles normales, incluso la desconcentración de los simpatizantes que en gran número coparon el Mutio. El clásico pasó en paz, como debe ser: una fiesta del fútbol.

 

Comentarios