Mundo
Viernes 09 de Enero de 2015

Un operativo policial habría cercado a los dos sospechosos del atentado en Charlie Hebdo

Un tiroteo y una persecución con un auto robado se produjo esta mañana en Dammartin-en-Goële, al noroeste de París. Los medios franceses aseguran que de esas acciones son protagonistas los dos sospechosos del atentado del miércoles en la revista, quienes ahora se encontrarían atrincherados con personas tomadas como rehenes.

Pese a que la información no fue confirmada por el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, quien informó que "una operación de gran envergadura", que incluye tres helicópteros militares, tiene lugar a 40 kilómetros de la capital, la prensa gala cubre la noticia con ediciones especiales y la enmarca en la desesperada búsqueda de los dos hermanos presuntos autores de la masacre que provocó doce muertos.



Los sospechosos son los franceses de origen argelino Cherif y Said Kouachi, de 32 y 34 años, quienes ayer fueron considerados como "héroes" por la agrupación Estado Islámico (EI).



Durante toda la noche, efectivos del RAID y del GIGN, las unidades de élite de la Policía y la Gendarmería gala, recorrieron cada rincón de la región de Picardía, donde regía el máximo nivel de alerta antiterrorista.



Apoyados por una decena de helicópteros y tanques de asalto, fuertemente armados, con cascos, escudos y uniforme negro, patrullaban por las carreteras, controlaban vehículos, registraban jardines de casas y caminaban las calles de los pueblos rurales del noroeste francés.



En esta zona situada a 80 km al norte de la capital francesa fueron localizados los fugitivos ayer por la mañana luego de robar combustible y alimentos en una estación de servicio.



Pese a que Francia realiza la búsqueda policial más importante de su historia con 88.000 efectivos de todas las fuerzas desplegados dentro de sus fronteras, los hermanos Kouachi lograron burlar los controles en los bosques y las rutas para salir de la zona durante la noche.



Esta madrugada, a bordo de un nuevo auto robado, los prófugos fueron identificados por la policía en la ruta nacional, que llega a la capital francesa, al intentar evadir una barrera de control policial improvisada en la ruta.



La radio France Info sostiene que después de un tiroteo y persecución, los dos sospechosos habrían tomado un rehén en una empresa de Dammartin-en-Goële, en la región de Seine-et Marne, y se encontrarían parapetados en el interior fuertemente armados.



Ya en el exterior y en gran número centenas de militares, policías y gendarmes se encuentran desplegados en una zona industrial, registrando camiones y galpones a la búsqueda de los sospechosos, quienes estarían escondidos en el lugar.



Ante el hermetismo policial, la prensa francesa anticipa como inminente un asalto de las unidades de elite francesas para intentar detener con vida a los sospechosos.


 

Fuente: Télam

 

 

 

 

 

Comentarios