Policiales
Miércoles 11 de Febrero de 2015

Un nene de 13 años salió a cazar, se perdió y pasó la noche en medio del campo

El chico desapareció en una zona de bañados y pajonales cerca de Médanos. Lo buscaron por tierra, agua y aire. Luego de casi 30 horas, volvió sano y salvo a su casa.

Mauro, un chico de 13 años, vivió una verdadera odisea durante todo el día y la noche del martes y la mañana de este miércoles. Salió a cazar nutrias, desapareció en medio del campo y luego de que lo buscaran hasta con helicópteros, apareció sano y salvo en su casa.

Fueron más de 30 horas de angustia para la familia del niño y los vecinos de Médanos y los alrededores de esa localidad del Departamento islas. La Policía y un par de dotaciones de bomberos de la zona movilizaron sus hombres y vehículos de tierra, agua y aire para dar con su paradero. Afortunadamente, la historia tuvo un buen final. Ahora se espera que se conozcan los detalles de lo sucedido y de cómo hizo Mauro para resguardarse durante toda la madrugada en un denso terreno de pastizales y bañados y de fauna autóctona.

Según informaron a UNO algunos hombres que participaron de la búsqueda, el gurí salió de su casa a “nutrear”, como lo viene haciendo con frecuencia el último tiempo. Cruzó la ruta nacional 12 y se internó en el campo. Pero en esta oportunidad comenzaron a pasar las horas y no regresaba.

A la noche, miembros de la familia encontraron la “maleta” que la gente del campo utiliza para cargar los animales que caza. En su interior había una nutria carneada. Fue entonces cuando dieron aviso a la Comisaría de Médanos de lo sucedido.

A las 4.30 de la madrugada de este miércoles se inició la búsqueda, en la cual tuvieron una activa participación los Bomberos Voluntarios de Ceibas. Ellos, junto con personal de la Comisaría y de la Policía Rural, se internaron en el monte para realizar el rastrillaje entre esteros y bañados a bordo de lanchas y a caballo, ya que no podía ingresar ningún vehículo terrestre.

Simultáneamente convocaron a bomberos de Gualeguay para que prestaran su apoyo y a una empresa agrícola de la misma ciudad que aportó un helicóptero para realizar la pesquisa por aire. Luego también se sumó la aeronave de la Policía de Entre Ríos.

Sin embargo, pasaban las horas y los esfuerzos eran infructuosos. Finalmente, mientras todo esto sucedía, el jovencito apareció a su casa sano y salvo. Fue revisado y se comprobó que estaba bien de salud. Por el momento se desconocen los detalles de cómo hizo Mauro para permanecer toda la noche en una zona tan agreste de la provincia.

Comentarios