Policiales
Lunes 25 de Abril de 2016

Un nene de 13 años murió al caer de un segundo piso en un aserradero abandonado

El desgraciado accidente ocurrió en Benito Legerén, Concordia. La ambulancia nunca llegó y los vecinos indignados cortaron el acceso al barrio.

El domingo alrededor de las 19.30, en el barrio Benito Legeren de Concordia, murió Luis Miguel Rivero, un niño de 13 años, tras caer del segundo piso de un aserradero que funcionaba en el ex frigorífico CAP Yuquerí, donde se encontraba jugando.
Se trata de un pequeño con capacidades diferentes que se encontraba en el exaserradero Melsa jugando junto a otros ocho chicos.
Por causas que aún se tratan de establecer, cayó de más de 10 metros de altura, lo que le produjo fractura de cráneo y su fallecimiento de manera instantánea.
Debido a la muerte del chico, 50 personas comenzaron a cortar el acceso al barrio en protesta por la situación vivida, hasta cerca de las 2 de la mañana. Es que la ambulancia del centro de salud se rompió el jueves, está siendo reparada y no hubo asistencia de urgencia para el niño. 
Al lugar del accidente no acudió ningún móvil de emergencias y eso motivó el enojo de los familiares, amigos y vecinos, que al ver que transcurrían los minutos y no llegaba ninguna ambulancia –de hecho el cuerpo fue trasladado finalmente en la morguera policial- cortaron el acceso asfaltado al barrio.
Fuentes: Diario Río Uruguay - Diario Junio

Comentarios