A un click
Jueves 15 de Septiembre de 2016

Un médico inseminó con su esperma a por lo menos 50 de sus pacientes

El especialista en reproducción confesó que en la década de 1970 engañó a varias mujeres. Un examen de ADN reveló la maniobra.

Un médico retirado dijo que usó su propio esperma en lugar del de los donantes para embarazar a varias de sus pacientes hace unas décadas. Donald Cline se declaró el lunes no culpable de dos cargos de obstrucción de la justicia por engañar a las autoridades que investigaban quejas presentadas por dos niños, ahora adultos, que procreó.

Cline, quien tuvo su propia clínica Reproductive Endocrinology Associates, en Indianápolis, se retiró en el 2009. Está acusado de ser el padre biológico de al menos ocho personas, de las cuales la más joven tendría unos 30 años.

El médico, de 77 años, dijo a seis adultos que creían que eran sus hijos, que él había donado su esperma unas 50 veces a partir de la década de 1970, de acuerdo con una declaración jurada. Había dicho a sus pacientes que recibirían esperma de estudiantes de medicina u odontología y que ninguna muestra de esperma era usada más de tres veces.

Una de las hijas tomó una prueba de ADN a través de una empresa privada de análisis de genoma y halló que su ADN estaba relacionado al menos a ocho personas en la base de datos de la compañía, se argumenta en un documento presentado en la corte.

Entre tanto, otros dos hijos también investigaron sus orígenes a través de pruebas de ADN y se enteraron de que sus madres fueron pacientes de Cline y que su ADN estaba relacionado con 70 familiares de Cline, agrega el documento.

Cline, del suburbio de Zionsville, en Indianápolis, "dijo que usó su propio esperma cada vez que no tuvo una muestra de donante". Pero cuando el estado comenzó a investigar las quejas, Cline negó haberlo hecho. "Puedo decir categóricamente que en ningún momento usé mi propia muestra para inseminación", dijo en una carta enviada a la procuraduría de Indiana.

La abogada de Cline, Tracy Betz, dijo en un comunicado que su cliente no está acusado de esconder documentos, influir a testigos o no cooperar con la investigación de la procuraduría. El médico salió libre bajo palabra.

"Es enfermante pensar que continuó con esas prácticas hasta la época en que tenía 70 años", indicó uno de los hijos, durante una audiencia judicial.

"Quiero saber la verdad"

Por su parte, una de las hermanastras aseguró que sólo le interesaba saber cuántos parientes tenía en la misma situación. "Quiero saber toda la verdad posible, pero en el fondo sé que nunca conoceré la realidad completa sobre cuántos somos", añadió.

Por su parte, Alicia Nevins, quien recibió tratamiento por parte de Cline en 2002 y quedó embarazada, exigió al especialista que se someta a un examen de ADN para saber si era el padre de su hijo. "Debería pagar por el análisis a cualquiera que tenga dudas, porque él causó está situación", afirmó a CBS.

Comentarios