Policiales
Jueves 11 de Febrero de 2016

Un joven denunció que sufrió una golpiza de la Policía en un control de motos

El hecho ocurrió en Urdinarrain. El denunciante sufrió una herida importante en la cabeza y asegura que mientras estuvo detenido le impidieron tomar la medicación que necesita por un problema de salud.

Un joven de 19 años denunció que fue golpeado por la Policía y como consecuencia de la agresión debió recibir tres puntos de sutura en la cabeza. Ocurrió en Urdinarrain y la situación desencadenó una demanda por apremios ilegales y el posterior allanamiento de la comisaria y secuestro del libro de guardia. 
Emmanuel Preiz padeció síndrome urémico hemolítico, enfermedad que alteró sus órganos renales y lo obliga a tomar medicación para su presión arterial de por vida. Esta medicación le fue negada por los hombres de la policía mientras estuvo detenido, según la denuncia. 
El muchacho trabaja en una granja a unos 7 kilómetros de Urdinarrain, a la vera de la ruta provincial 20. La noche del viernes 22 de enero, cuando regresaba de su jornada laboral en moto, se topó con un operativo policial. Detuvieron su marcha y allí comenzó su calvario, según contó: “Pase momentos muy feos que me hicieron temer lo peor, cerré los ojos y dije: que sea lo que Dios quiera”. 
“Me encontré con el operativo unos 100 metros antes del cruce de ingreso a Urdinarrain. Cuando me pararon les anticipé que la moto no tenía la documentación y tampoco el carné. Les explique que la había comprado porque necesitaba trasladarme los 7 kilómetros que me separan mi casa del trabajo. Igualmente era una charla normal, me dijeron que tenían que retenerme la moto, me sacaron la llave y me dijeron que tenía que llevar la moto unos 150 metros hacia el cruce a tiro. Supongo que era para entrar al ejido y que Tránsito municipal la pueda retener”, manifestó. 
Cuando llegó al cruce comenzaron a golpearlo. “Me empezaron a pegar desde atrás, en la espalda y en la cabeza, me tiraron al piso y me esposaron. Luego me llevaron adentro de un campo donde me pegaban y me pedían datos de mis papás. Después me cargaron en el patrullero esposado y me llevaron al hospital. Ante el médico le pedí al policía que me ayude a acostarme en la camilla y me dijo que me cayera nomás. Por miedo no le dije al doctor de los golpes en la espalda y sólo me revisó la cabeza donde me hicieron tres puntos de sutura”. 
El joven aseguró que no supo la razón de la detención, aunque luego se enteró por algunos medios de comunicación que lo acusaban de supuesta resistencia a la autoridad. En esa causa iniciada por la Policía, dice Preiz se habría intentado escapar y entonces se habría caído y golpeado en la cabeza, según indicó su abogado a UNO

Sin medicación
Antes de que lo llevaran al hospital y luego de la golpiza, Emmanuel fue privado de su medicación, según relató: “Cuando yo estaba tirado en el piso luego de los golpes, dos policías comentaban entre ellos que me salía sangre de la cabeza. Cuando me llevaron a la comisaría me encerraron en el calabozo y estuve unas cuatro horas incomunicado, sólo me enteré que estaba mi mamá en la comisaría cuando me preguntaron por mi enfermedad y si tomaba pastillas, pero no dejaron que tomara la pastilla que tomo todos los días para la presión arterial”.
El joven aseguró que uno de los policías que lo llevó a la guardia del hospital, decía que se había caído de la moto. Según expresó, no se animó a desmentirlo delante del médico por temor a que lo siguieran golpeando. 
“Lo único que quiero es que se haga justicia porque no puede haber un policía así, porque algún día puede ser peor. Además inventaron cosas en la denuncia que hicieron en mi contra”, sostuvo Emmanuel. 
Denuncia y allanamiento 
El joven junto a sus padres y el abogado Guillermo Strasser se presentaron en fiscalía de Gualeguaychú ante la fiscal Martina Cedres y radicaron una denuncia por apremios ilegales donde se menciona a un funcionario policial con el grado de sargento y al jefe de la División Operaciones de Gualeguaychú. Además el abogado entiende que existió una falsa denuncia confeccionada por la policía y detención e incomunicación ilegitima, además de otras supuestas vejaciones cometidas en el procedimiento. 
El jueves pasado por la mañana fue a Urdinarrain el delegado judicial Lucas Pascual junto a funcionarios policiales de la departamental para dar cumplimiento a un oficio del Juzgado de Garantías a cargo de Mario Figueroa y se procedió al secuestro formal del libro de guardia de la Comisaria de Urdinarrain. 
Los denunciados
El relato del joven fue publicado por el sitio EntreRíosYa y ratificado a UNO por el abogado Strasser, quien además aportó los nombres de las personas denunciadas: el supuesto golpeador sería Sebastián Álvarez y el policía a cargo del operativo sería el jefe de Operaciones de la Departamental Gualeguaychú y exjefe de la Comisaría de Urdinarrain, César Primo.

Comentarios