Policiales
Lunes 23 de Febrero de 2015

Un joven asesinado y dos heridos en una noche violenta

En un confuso episodio, tras el intento de asalto a un remisero en el barrio Lomas del Mirador II de Paraná, Pablo Benítez murió de un balazo. En Las Flores y en Villa Mabel hubo otros heridos

José Amado / De la Redacción de UNO
jamado@uno.com.ar

 


La violencia en la zona este de Paraná retornó, y con las peores consecuencias. Un remisero que había dejado a un pasajero en el barrio Lomas del Mirador II sufrió un intento de asalto, y uno de los ladrones le disparó, pero mató a su amigo, Pablo Benítez, de 20 años. Esta es la versión que maneja la Policía, que busca al sospechoso señalado por los testigos, de apellido Podestá. Sin embargo, hay varias hipótesis similares de un disparo que habría sido accidental.


El hecho ocurrió alrededor de las 3.30 de ayer, cuando el chofer de un móvil de la remisera Nueva Empresa llegó al barrio para dejar a un cliente en su domicilio. Cuando arrancó para salir, en la esquina de las calles Quinquela Martín y Mario Monti fue abordado por un grupo de personas que intentó robarle. Pero en una audaz maniobra, el remisero aceleró y logró evadirlos. A los pocos segundos, en la huida escuchó un disparo de arma de fuego que no lo alcanzó. Condujo directo unas cuadras hasta la comisaría 12ª a radicar la denuncia.


Minutos después, la Policía recibió un llamado que advertía que un joven se encontraba herido de bala en las escaleras de uno de los pasillos del barrio. Se trataba de Pablo Benítez, de 20 años, quien había sido alcanzado por el balazo en la zona abdominal. Sus familiares lo trasladaron al hospital San Martín en un vehículo particular, pero en el nosocomio nada se pudo hacer para salvar su vida.


Al indagar en la zona, los investigadores de la División Homicidios y el fiscal Ignacio Aramberry pudieron determinar, según testigos del hecho, que la víctima quedó en la línea de fuego del disparo al remisero. Un amigo de Benítez dio el nombre y apellido del autor del responsable. Durante la mañana se realizó un allanamiento en la vivienda del mismo barrio, autorizado por el juez de garantías Eduardo Ruhl, donde habita una familia de apellido Podestá. Pero no encontraron al acusado, quien es mayor de edad y cuenta con varios hechos delictivos en su haber, aunque se secuestró una escopeta recortada que no sería la utilizada en el crimen.


Otra hipótesis del hecho es que el ladrón que abordó al remisero le dio el revólver a Benítez para que la escondiera, y en esa acción disparó sin querer el arma calibre 22. El recorrido de la bala en el cuerpo del joven de arriba hacia abajo hace dudar respecto de la primera versión brindada. Una chica que estaba en el grupo y habría visto el momento fatal, era buscada por los investigadores para que declare y así poder dilucidar lo que pasó.


Anoche, en medio de un dolor sin consuelo, la familia de Pablo velaba sus restos para despedirlos en la mañana de hoy.

 

 


Apuñalado


En la madrugada de ayer, un joven de 20 años fue herido con un arma blanca en la parte superior del tórax a centímetros del corazón. El tuvo lugar en calle 1.212 del barrio Las Flores, en inmediaciones de la exguardería, donde la víctima cayó herida por la profunda puñalada en el pecho. Ingresó a la 1.30 al hospital San Martín, donde lo intervinieron quirúrgicamente para salvarle la vida. Se trataba de Ezequiel Narváez, quien al ser interrogado dijo que la lesión fue provocada por un familiar, pero minutos más tarde se retractó y mencionó que el autor sería un vecino, conocido en el ambiente policial y judicial.


Ayer tras la cirugía seguía internado, pero se encontraba estable en observación.

 

 

Baleado

 

En la zona de Villa Mabel de Paraná, un joven de 24 años fue atacado y recibió un balazo que le fracturó el fémur y le afectó los testículos. El hecho se registró en la esquina de Provincias Unidas y cortada 1.023, donde Alexis Jeres fue abordado por dos sujetos que iban en una moto de 110 cc, según denunció. Sus familiares lo llevaron al hospital San Martín, donde se constató que presentaba herida de bala con orificio de entrada en la pierna izquierda, que le perforó ambos testículos, y a su vez le fracturó el fémur de ambas piernas.


El joven fue operado y hasta anoche se encotraba en el quirófano en estado reservado. La denuncia fue radicada en la comisaría 10ª, y la Policía busca a los agresores.

 

 

Comentarios