A Fondo
Jueves 11 de Junio de 2015

Un impuesto que hace crecer al deporte

Sebastián Benítez / De la Redacción de UNO
sbenitez@uno.com.ar


El Senado de la Nación convirtió en ley allá en 2009, con una amplia mayoría, el impuesto a los consumos en la telefonía celular para promover el deporte olímpico argentino a través de la creación del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD). Deportistas argentinos festejaron con aplausos la aprobación, que estableció desde ese momento el cobro del 1% del consumo para la creación del ENARD para apostar al crecimiento del deporte pensado en los Juegos Olímpicos, Mundiales y Panamericanos principalmente para los deportes amateurs y de alto rendimiento.

El deporte nacional requería la creación de una herramienta que cambiara la forma de apoyar las disciplinas amateurs y que contribuyera a que los atletas contaran con las condiciones necesarias para planificar sus carreras sin dificultades ajenas al propio desafío de su actividad. 

A fines de 2009, el Congreso Nacional sancionó la ley N° 26.573, y la inmediata Reglamentación del Poder Ejecutivo encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, posibilitó la creación del ENARD, iniciando su gestión como tal en agosto de 2010. 

Se trata de un organismo de composición mixta (ámbito público y privado), de conducción alternada y representación igualitaria, cuyos socios fundadores son el Comité Olímpico Argentino (COA) y la Secretaría de Deporte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. 

El ente gestiona y coordina apoyos económicos específicos para la implementación y el desarrollo de las políticas de alto rendimiento deportivo, a fin de posibilitar que los atletas cuenten con los recursos adecuados.

La primera prueba de fuego fueron los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero con dos años de vigencia de las becas para los deportistas no fueron suficiente para mostrar el rendimiento. Pero ahora, en julio, el deporte nacional tendrá una verdadera prueba, como son los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Allí los mejores deportistas amateurs, en su gran mayoría becados por el ENARD, buscarán su mejor rendimiento y dejar bien arriba en el medallero a Argentina para llegar de la mejor manera a los Juegos Olímpicos 2016 en Río de Janeiro.

El deporte entrerriano cuenta con representantes becados, como es el caso de canotaje con Daniel Dal-Bo, Juan Pablo de Gesús y Magdalena Garro, en atletismo, Federico Bruno (con grandes logros en Estados Unidos), en tiro Juan Diego Angeloni, en beach volley con Ana Gallay, en sóftbol varios integrantes de la Selección Mayor que formarán parte de los Juegos Panamericanos de Toronto. Ellos han crecido en el deporte gracias al apoyo del ENARD y buscarán demostrarlo con un rendimiento acorde en los Juegos en Canadá y en los Juegos Olímpicos del año viene en Brasil.

De esta manera cada persona que cuenta con un celular con factura aporta quizás sin saberlo con el pago del 1% para el crecimiento del deporte nacional en amateur.

 

Comentarios