Fútbol
Domingo 10 de Julio de 2016

Un homenaje a quien fue el Gardel del arco

Amadeo Carrizo estuvo en Paraná y tuvo un merecido reconocimiento por su gran carrera profesional en River.

Una rueda de prensa sirvió para homenajear a un verdadero grande del fútbol argentino. Se trata de Amadeo Carrizo. La leyenda viviente estuvo ayer en Paraná formando parte de una cena llamada La Noche de los Arqueros y que organizó con gran esfuerzo la Filial Hernán Díaz de la capital entrerriana; y que también estuvieron presente, además de Amadeo Carrizo, Ubaldo El Pato Fillol y Nery Pumpido.

A la conferencia de prensa asistieron Carrizo, el vicegobernador de Entre Ríos, Adán Bahl; el intendente de Paraná, Sergio Varisco, y los organizadores de la cena, que anoche tuvo lugar en el club San Martín de la capital entrerriana.

Amadeo fue el homenajeado por todos. El arquero argentino Amadeo Carrizo llegó a sus 90 años de vida, y fue toda una leyenda en el pórtico de Millonarios de Bogotá y River Plate. Y ayer se mostró predispuesto y sobre todo emocionado por tantos reconocimientos de personas que no lo vieron jugar, pero sí conocen de su leyenda. Además tanto el gobierno de Entre Ríos y la Municipalidad de Paraná decretaron de interés general la Cena de los Arqueros, por la presencia de grandes referentes del fútbol argentino.

El Tarzán del arco como se lo conocía comentó en la rueda de prensa vivida ayer en el Salón de Conferencia del Hotel Maran de la capital entrerriana: "Es difícil expresar lo que estoy sintiendo en este momento. No sé si soy merecedor de este halago y homenaje; pero siento una gran emoción de estar con toda esta gente. El reconocimiento que he recibido hoy es memorable. Uno tuvo muchos agasajos a lo largo de la vida, pero estos momentos son de mucha felicidad para mí. Agradezco profundamente porque jamás voy a olvidar este momento. Es emocionante recibir un cariño así de la gente".

Luego aseveró: "Fue extensa mi trayectoria y repercute en los hijos y los nietos. Fueron los padres y los abuelos los que manifestaron de mi forma de haber jugado al fútbol. Mi puesto como arquero fue un poco revolucionario. Fue hacer notar a la figura del guardavalla como importante, que hasta el momento no era tan así. Ahora se nombra y se reconoce más la cualidades de un arquero. Es un puesto con mucha responsabilidad y he vivido momentos muy buenos, y también malas. He tratado de hacer lo mejor estando un club con el prestigio de River Plate y dejar todo por una hinchada que siempre me apoyo en las buenas y en las malas. Nunca sentí un insulto de parte de ellos y eso es bueno de recordar.

"Fue una hinchada que siempre me reconoció el amor que le brindé a una institución tan prestigiosa como es River Plate", dijo para las personas presentes, que lo aplaudieron en todo momento.

Ayer fue una Noche de Arqueros en la capital entrerriana, en la cual estuvieron presentes tres leyendas. Amadeo Carrizo, Ubaldo El Pato Fillol y Nery Pumpido. Pero todos los aplausos se lo llevó el Tarzán del Arco.

Carrizo nació en 1926 en la localidad de Rufino (Santa Fe), y debutó en 1945 a los 19 años En total participó en 595 encuentros como profesional teniendo en cuenta los que jugó con Alianza Lima y Universitario de Deportes del Perú. A los 42 años mantuvo un invicto en su valla de 769 minutos. El récord se registró el 14 de julio de 1968.

Su estilo de juego fue una gran escuela para otros guardametas latinoamericanos, pero donde dejó huella fue en River Plate, puesto que estuvo durante 24 años, desde 1945 hasta 1968, y se convirtió en el jugador que más tiempo permaneció en la institución Millonaria.

En la Selección Argentina estuvo en el Mundial de Suecia 1958, donde recibió duras críticas luego del 6-1 frente a Checoslovaquia, pero posteriormente tuvo su revancha tras el título obtenido en la Copa de las Naciones que se llevó a cabo en 1964, terminando con la valla invicta. Recibió el sobrenombre de Tarzán por sus inmensas cualidades bajo los tres palos y sus espectaculares acrobacias en el arco.

En 1969 y 1970, se hizo parte de Millonarios de Colombia antes de su retiro definitivo. Además fue compañero de Alfredo Di Stéfano en el cuadro Embajador. Con el onceno capitalino actuó en 53 partidos y recibió 67 anotaciones. Fue tal el reconocimiento que el 16 de diciembre de 2004 el club le hizo un homenaje en un encuentro amistoso frente a River Plate que terminó empatado 2-2. La gente coreó su nombre constantemente.



El mejor


En 1961 el periodista Dante Panzeri, director en aquel tiempo de la prestigiosa revista El Gráfico, escribió una nota editorial en la que resaltó que Amadeo era "el mejor arquero de todos los tiempos". Por ubicación, por resolución en toda el área grande y no solo en la chica y por la imposición de utilizar los pies, cosa que no era frecuente por aquellos años. Ayer estuvo en Paraná y tuvo su merecido reconocimiento por su trayectoria en el arco de River por 25 años.

Comentarios