Policiales
Martes 24 de Noviembre de 2015

Un hombre quedó libre e imputado por matar a su amigo

Es por el hecho que ocurrió el domingo pasado en Paraná.  El hombre mató a su amigo mientras le sacaba una foto.  

No hay ningún elemento que lleve a pensar que la muerte de Gabriel Saavedra no fue por una imprudencia de su amigo Álvaro Tinta. Por eso, ayer por la mañana el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull lo imputó por el delito de Homicidio culposo, “consistente en no haber tomado los recaudos y precauciones necesarias al momento de manipular el arma de fuego”, según informó a UNO el funcionario. El joven de 27 años e abstuvo de declarar y recuperó su libertad.

La tragedia ocurrió cerca de las 3.45 en una vivienda ubicada en calle Paraguay, casi San Martín, de la capital entrerriana, donde estaban Saavedra, Tinta y Juan Ignacio Giorgetti. Habían estado la noche jugando al padel, luego se juntaron a cenar y siguieron durante la madrugada bebiendo alcohol.

En la jornada de ayer, Gioretti, quien ya había manifestado lo que ocurrió en la casa, declaró formalmente ante el fiscal y ratificó la versión del disparo accidental. Primero, Saavedra exhibió a sus amigos varias armas de fuego que tenía porque le gustaba cazar, entre ellas una pistola 9 milímetros Bersa Tunder. Esta fue la que Tinta agarró y le pidió que le sacara una foto con el celular, pero sin querer accionó el gatillo y mató al amigo.

El imputado, defendido por Boris Cohen, se abstuvo de declarar. Luego de pasar más de un día en la Alcaidía, recuperó su libertad con restricciones. Ahora solo resta esperar algunas pruebas solicitadas por el fiscal: pericia balística, dermotest, un examen de química forense sobre ropa secuestrada, y los informes al Registro Nacional de Armas y su sede provincial, para conocer el estado de la pistola, ya que en la casa no se encontró ninguna documentación ni permiso de tenencia de la misma.

 

Comentarios