Ovacion
Martes 17 de Febrero de 2015

Un gran alivio para el Pingüi

Atlético Neuquén está aliviado luego de haber empatado el domingo ante Colón de San Justo.

Atlético Neuquén festejó como una victoria el empate obtenido el pasado domingo ante Colón de San Justo, por la cuarta fecha del Torneo Federal C, Zona 38. No es para menos. Es que el Pingüi alcanzó la paridad cuando el reloj marcaba 95 minutos de juego. Por eso el banco de suplentes explotó cuando la bocha ingresó a la red.


“Uno libera tensiones. Intento ser mesurados y estar controlados, pero es fútbol y tiene estas cosas que lo hace tan lindo y tan feo a la vez porque si nos hubiesen empatado en el último minutos hubiera estados amargado. El desahogo fue por como se dio el partido”, mencionó el DT de Neuquén, Pablo Albornoz, a Ovación.


La premisa del elenco del sur de la capital entrerriana era no perder para conservar la distancia con el Conquistador y continuar en la cima de las posiciones. “Teníamos ciertas ventajas y sabemos que estamos en desventajas con respecto a los otros equipos del grupo.

 

Sabemos que Colón es el mejor equipo de la zona, tienen otro tipo de trabajo, nos superaron claramente en San Justo. Nosotros resignamos la localía, jugamos siempre de visitante o en cancha neutral y eso es muy difícil. Tenemos un montón de inconvenientes para afrontar el torneo y por eso sabíamos que sumando no nos resultaba incómodo”, se sinceró.


La derrota complicaba el objetivo trazado por Neuquén. Por eso el punto tiene mayor valor. “Si bien seguíamos puntero se iba a abrir mucho más el grupo y al caer derrotado en la semana se trabaja distinto. Una derrota de local a nadie le cae bien y tener ocho puntos a esta altura es un gran alivio”, finalizó. 

 

 

Comentarios