Ovacion
Sábado 09 de Abril de 2016

Un golpe de timón para elevar la vara bien alto

La paranaense Aranzazú Osoro Ulrich cambió de equipo y de compañera con la idea de estar entre las mejores del país.


Andrés Martino/Ovación
amartino@uno.com.ar


La jugadora paranaense Aranzazú Osoro Ulrich tomó la decisión y cambio todo para esta temporada. Dejó el team completo y pasó a otro con la firme idea de seguir creciendo dentro del padel nacional. 
Hoy la entrerriana se ubica segunda en el ranking argentino de mayores. Hasta el momento los cambios están dando sus frutos. Ayer y antes de viajar a Buenos Aires, la jugadora dialogó con Ovación.  
—¿Un 2016 que arrancó con cambios profundos?
—Sí, la verdad que sí hicimos cambios, pero fueron todos para bien.
—¿Qué dejaste y qué agarraste?
—Cambié de compañera y de preparador físico. Ahora tengo una preparadora mujer. También cambié de entrenador de padel, de club y de sponsor. Fue un cambio grande, pero considero que mucho mejor para este año.
—¿Fue fácil el cambio?
—El cambio fue muy difícil porque fue más que nada personal que hice. Me di cuenta de que tenía que cambiar un par de cosas, que necesitaba progresar por mí misma y no depender tanto de la persona que tenía al lado. Necesitaba renovarme.
—Y eso que venías bien, tanto en profesionales como en el seleccionado.
—Veníamos muy bien jugando juntas, pero yo necesitaba madurar, empezar a entrenar más fuerte y abocarme a mi futuro, que es España. Es lo que quiero y por eso pegué el volantazo. Quiero seguir creciendo y madurar con mi nueva compañera
—¿Cómo se llama la nueva compañera?
—Por ahora estoy jugando con Rocío Soto, pero el próximo torneo en el país lo voy a jugar con la número uno de Argentina que se llama Virginia Riera. Su compañera habitual no está y ella me invitó a mí a jugar. Lo vi como una gran puerta y un gran crecimiento personal. Puedo aprender mucho de ella y ahí nomás dije que sí.
—Si te buscan por algo es.
—Estoy mucho mejor físicamente y en juego. Me veo más rápida y sólida y más que nada es por eso.
—Hasta de domicilio cambiaste en Buenos Aires.
—Yo antes estaba en Flores en un club que se llama Monasterio Padel y ahora estoy en Once, en Slice. Ahí el dueño del club me entrena, me atienden muy bien y es otro ambiente. Vengo de un club de elite y este es mucho más familiar. Estás más en contacto con la gente y eso me gusta mucho más.
—¿Qué se viene ahora?
—Ahora estoy abocada a los torneos profesionales de mayores en Buenos Aires, donde estoy número 2 del ranking. La verdad que pegué un estirón bastante alto para lo que estaba. Después quiero entrar en la Selección para el Mundial 2016.
—¿Qué tenés que hacer para estar?
—En principio me tengo que mantener en el ranking y después saber que estoy peleando con las mujeres argentinas que están jugando en España. No es fácil entrar, pero no es nada imposible. Creo que si sigo entrenando como lo hago y me concentro voy a llegar.
—¿En cuanto a viajes qué hay?
— Sí. Me estuvieron llamando de nuevo para ir a dar un par de clases a México y Estados Unidos y también existe la posibilidad de que me vaya a España. Si me sigo manteniendo en el ranking pronto se dará.
—¿Es para fin de año?
—Yo le apunto a España. Es el tope máximo de todo jugador de padel y sería a fin de año. 
EN PARANÁ. El fin de semana habrá mucha acción. En La Loma, auspiciado por UNO, se jugará un torneo para Caballeros categorías de 3ª a 8ª y Damas en las mismas divisiones. Luego por la APAP habrá actividad para Suma 11 Damas y Suma Caballeros 8º, 5º, 6º y 7º. También hoy arranca la Escuela de Menores a las 10 en Polideportivo La Palmera.

Comentarios