La Provincia
Viernes 18 de Diciembre de 2015

Un espacio emblemático de Paraná volvió a cobrar vida

Con un ambicioso proyecto, profesionales recuperaron cada rincón del histórico Club Social de peatonal San Martín 958

Con el objetivo de que “el corazón de la ciudad vuelva a latir” como lo dice su slogan, Gabriel Gotte, socio gerente de Old Bricks SRL (Ladrillos Viejos) junto a Julio César Naranjo,  comenzaron a recuperar la esencia de un lugar ícono a nivel local ubicado en un punto estratégico de la capital entrerriana que por su historia encierra una magia especial: el Club Social. 

Luego de una restauración que demandó unos seis meses y varias pruebas, el 11 se puso en funcionamiento, en una primera instancia, el Patio Español donde se ofrece una carta de comidas pensada especialmente para el paranaense con degustación de cervezas artesanales, ideal para disfrutar del aire libre en la temporada de verano.

Gracias al trabajo realizado por un equipo integrado por arquitectas, albañiles y pintores se reparó un espacio que fue, junto con la Plaza 1º de Mayo, el centro de la vida social y cívica de principios del siglo XX en la región. “Consideramos que este edificio es el más lindo que tiene nuestra ciudad y estaba muy venido a menos, incluso nos dimos cuenta de que muchos directamente no lo conocían o no lo disfrutaban, fue así que decidimos encarar este proyecto tan grande”, dijo Gabriel Gotte a UNO.

El empresario agregó que mientras se desarrollaban los trabajos, él y su socio se dedicaron a pensar qué vida le querían dar al club, a cada uno de sus salones que no se arreglaban desde hace mucho tiempo, lo que también atrasó los tiempos estipulados: “Cuando queríamos reparar algo teníamos que hacerlo prácticamente de nuevo, es por eso que se hicieron los baños nuevos, las galerías nuevas, las fachadas y los salones”, explicó.

Del edificio que fue construido por Bernardo Rígoli entre 1906 y 1908 en reemplazo del club Gimnasia y Esgrima, para 2016 se prevé ocupar todos los espacios desde la galería sobre peatonal, donde se va a poder cenar o tomar un café, el salón principal, que va a quedar para eventos y exposiciones con la idea a futuro de convertirlo en un salón de fiestas también, y el patio, que ya fue puesto en valor.

Revive cada rincón

El representante de Old Bricks SRL explicó en detalle cuál será el destino final que darán a cada uno de los espacios recuperados del emblemático edificio con la idea de innovar y presentar a los ciudadanos una propuesta innovadora: “En el mes de marzo vamos a habilitar otro salón que es el que está frente a la galería donde vamos a instalar una cafetería boutique con una mini Peruana Express para que la gente pueda desayunar y pueda elegir con qué factura lo quiere hacer, o pueda elegir unas masas para brindar un servicio un poquito mejor que solo una cafetería profesional”, detalló.

Además para enero tienen planificada la habilitación de otro de los salones donde va a funcionar un restaurante en horas del mediodía en verano y por las noches en invierno ya que en esta estación funcionará el Patio Español como restaurante nocturno.

Gotte agregó que también se dará vida al ambiente que está a continuación del hall de ingreso, se trata de un pub que hoy está terminado pero que va a ser explotado como tal una vez que finalice la temporada estival.

Por último destacó: “Tenemos un espacio muy importante de esta casa que hemos recuperado y que es el que se encuentra al finalizar el patio, con una escalinata preciosa de ingreso que estuvo ocupado siempre por un privado y que a partir de enero va a ser de uso del club, allí se va a trasladar el pub en una primera instancia por una mayor comodidad y desde marzo va a estar destinado a los socios, para dar clases de idiomas como Anglés e Italiano y también se va a poder usar para hacer esgrima”, enfatizó.

En cuanto al salón de fiestas, la idea es poder habilitarlo a partir de abril para distintos eventos de tipo social, recuperando la esencia de los primeros años. 

Gastronómico y cultural

Gabriel indicó a UNO que otro de los objetivos que persigue la recuperación es que los artistas locales puedan exponer sus producciones en el salón principal donde posteriormente también funcionará la sala de eventos mencionada anteriormente:  “Invitamos a todo paranaense que tenga una expresión artística que quiera exhibir su trabajo a que aproveche este espacio para hacerlo. En primer lugar la artista plástica Mónica Rodrigo expuso alrededor de 30 cuadros y la idea es que esto se vaya renovando cada fin de semana”, invitó Gotte.

Luego de difundir su idea de que la gente pueda cenar disfrutando de alguna actividad cultural, el entrevistado se refirió a la carta de menús que se ofrecen, la que les demandó un buen tiempo de elaboración y que consta de dos partes: una con platos que serían bien de restaurante, no gourmet -aunque salen de lo común-, con sabores, aromas y presentaciones distintas que incluirán también pescados de mar, de río y variedad de pastas; por otra parte se podrán consumir también aquellos más tradicionales. “Además tendremos otra carta que va a ser la del pub con sandwich, pizzas, picadas, hamburguesas, lomos, sobre todo para el que venga a tomar una cerveza, ofreceremos seis variedades y sumaremos una coctelería premium para la que contratamos un barmanager de Santa Fe que elaboró unos 80 cócteles”, puntualizó el entrevistado.

Gabriel Gotte agradeció a las arquitectas Gabriela Caissa y Melisa Russian por la dedicación volcada, sobre todo en la iluminación.
 

Comentarios