AFA
Viernes 15 de Julio de 2016

Un entrerriano que hará su aporte en la Selección

El concordiense Javier Bikkesbakker recibió el llamado de Julio Olarticoechea para analizar a los rivales.

Llegó a Concordia proveniente de Buga Valle del Cauca donde estaba orientando al Depor Buga FC, un equipo de la Primera B de Colombia. ¿A qué regresó? Se venció su visa y necesitaba renovarla para pegar nuevamente la vuelta.

Sin embargo, y cuando menos los esperaba, sonó el teléfono. Del otro lado de la línea estaba Julio Olarticoechea, ni más ni menos que el flamante DT de la Selección Argentina Sub 23 que representará al país en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El Vasco, que tomó el cargo tras la renuncia de Gerardo Martino, convocó al concordiense Javier Bikkesbakker para realizar diferentes trabajos relacionados con el análisis de los rivales del conjunto nacional en los Juegos. Ayer, el DT entrerriano, habló con Ovación.


—¿De dónde conocés al Vasco?
—Todo esto se da porque, en realidad, yo hice unos trabajos previos con el sobrino de Julio El Vasco Olarticoechea hace un par de años. Los trabajos estuvieron vinculados a la medicina en el deporte. Él es fisioterapeuta, se llama Esteban, tenemos una muy buena relación y hasta intercambiamos material de trabajo. Ahí nace un poco la historia. Me lo presenta al Vasco luego, intercambiamos trabajos, idea de juegos, él vio mis trabajos. Se dio por ahí todo esto. Yo antes de viajar a China el año pasado, tuve la oportunidad de cenar con ellos y compartir dos asados en los cuales además estaba Tocalli (Hugo). La pasamos muy bien y para mí fue una experiencia muy linda.


—¿Cuál será tu tarea?
—Mi función hoy por hoy es analista de videos. Tratamos de analizar el video de un rival como también un video propio para ver los trabajos ofensivos, defensivos y las transiciones. Vendría ser la función de un segundo entrenador. Yo trato, mediante la herramienta, darle más apoyo al entrenador principal. Él va sacando ideas y va desarrollando las posibles variantes que tiene el juego del rival y cómo manejar ciertos trabajos de presión y zonas vulnerables. Esto se da en el rival y también en los defectos del mismo equipo.


—¿Qué has hablado con el Vasco?
—Hablé con el Vasco y, la verdad, que está muy contento de poder utilizar la tecnología en sus entrenamientos, cosa que él no venía haciendo. Le pareció muy bueno. Hoy por hoy la tecnología invadió mucho aspectos del fútbol y fundamentalmente lo físico. Te da datos más precisos. El análisis de video es muy importante. Obvio que no te garantiza ganar un partido, pero te achica el margen a la hora de cometer errores o ver las virtudes del rival, su dinámica. Creo firmemente que esta herramienta es muy importante.


—¿Dudaste en tomar este trabajo teniendo en cuenta que tenías el tuyo en Colombia?
—La verdad nunca dudé en tomar este proyecto. Cuando uno empieza cosas nuevas es como todo, es un mundo nuevo. Además, es la Selección. Uno hace el análisis y sabe que se expone un montón, pero es un desafío muy lindo. Y si uno no lo hace no sabe si está en condiciones a futuro de poder continuar y hacer nuevos proyectos. Es más que importante el hecho que me haya llamado. Yo estoy viviendo un sueño y quiero que se concrete en el trabajo. Ya estoy trabajando y estamos viendo los rivales. Ojalá salga todo bien y sirva mi aporte para la Selección.


—¿Cuáles son tus metas en este proyecto?
—Para todo aquel que comienza con esta carrera, la meta pasa por tener éxito en lo que uno realiza y poder dirigir. Voy por esa meta. Quiero realizarme como entrenador y tener la posibilidad de poder trabajar en algún equipo más grande. Quiero desarrollar mis propios trabajos en Europa o en otras ligas. Acá hay que tratar que el éxito compense el trabajo. Yo siempre digo que el trabajo y el conocimiento es lo que lleva al ser humano a tener éxito. Por ahí la meta es ser exitoso en lo que uno hace.


—¿Vas a poder ir a Río de Janeiro?
—Está complicado. Todos sabemos y es de conocimiento público lo que pasa en AFA. Hablé con el Vasco y su cuerpo técnico (y ellos mismos) tiene problemas con el dinero y la organización. Lo de Río está ahí, pero hay que ver el factor económico. Yo hoy soy un colaborador que acompaña este proyecto con una herramienta. Tal vez se da, pero como yo trabajo con las computadoras, se puede hacer a distancia.

Comentarios