Pais
Viernes 21 de Octubre de 2016

Un efectivo de la Bonaerense mató a tiros a dos de la Federal

Dos oficiales de la Policía Federal fueron asesinados por un exonerado de la Bonaerense durante un confuso episodio que se registró en una panadería de Isidro Casanova, partido de La Matanza.


Según las primeras versiones, el hecho ocurrió cuando los agentes porteños llegaron al local ubicado sobre la avenida Cristianía al 1700 a increpar al ex policía, dueño del comercio, por una presunta amenaza que éste le habría lanzado al hermano de uno de los Federales.


El tiroteo, que se produjo minutos antes de las cero horas de hoy, alertó a los vecinos y se acercó al lugar un agente de la Policía Metropolitana que vive en la zona y detuvo al agresor.


Los muertos eran efectivos de la Policía Federal, ambos cabo primero, uno de ellos miembro de la división Drogas Peligrosas, en tanto el otro era parte de Custodias Especiales.


Las posibles hipótesis que se investigan


Juan Carlos González, quien se desempeñaba en la Superintendencia de Drogas Peligrosas, y Carlos Andrés Oxance, quien estaba en División Custodia y Objetivos Especiales, murieron en la noche de este jueves en manos del efectivo de la Bonaerense Marcos Fernández.


Fernández y González habían tenido un duro enfrentamiento ya que el policía bonaerense había golpeado y mandado al hospital a un hermano de González. Según consta en la Fiscalía N° 5 de La Matanza, hay denuncias curzadas entre ambos efectivos por amenazas.


"Yo me acuerdo cuando fue lo del hermano de Juan, discutieron mal y lo amenazó con dos armas. Le dijo que lo iba a matar. Pero quedó ahi. Es un loquito el tipo. Cuando me contaron que lo mataron a Juan, lo primero que pensé fue en este tipo. Lo tendrían que haber detenido en el episodio anterior, pero la fuerza siempre lo protegió", sostuvo un testigo en declaraciones televisivas.


Otra hipótesis extra judicial, pero que también se está investigando, es una posible deuda de dinero. Según algunos vecinos, el fectivo de la Bonaerense prestaba dinero y este jueves se acercó a la panadería de Fernández para exigir el pago que le correspondía.


Lo cierto es que pasadas las 23, comenzó un tiroteo y uno de los disparos impactó en la cabeza de González. También recibió un tiro mortal el otro cabo, Oxance, quien nada tendría que ver con la discusión y que estaba allí en forma casual.


Inmediatamente, un vecino que es miembro de la Policía Metropolitana detuvo al agresor y lo llevó detenido a la Comisaría La Matanza Oeste 2ª de San Carlos, con jurisdicción en el lugar. Resta saber cómo murieron los efectivos, si fue producto del tiroteo, si quisieron defenders o si los ejecutó.

Comentarios