Caso Lázaro Báez
Jueves 01 de Septiembre de 2016

Un conocido abogado asumió la defensa de Lázaro Báez

El letrado representará al empresario santacruceño en la causa por lavado de activos.

El abogado penalista Maximiliano Rusconi fue aceptado este jueves como nuevo defensor del empresario Lázaro Báez, quien el 5 de septiembre cumplirá medio año detenido en el marco de una causa por presunto lavado de dinero.
Rusconi, un abogado que cobró notoriedad a partir de defender al presunto experto en informática Diego Lagomarsino en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman, remplazará a los abogados Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari.
El cambio de abogados fue confirmado al mediodía por fuentes judiciales que informaron que horas antes Rusconi había presentado un escrito ante el juez federal Sebastián Casanello en el que solicitó que ser aceptado como flamante abogado del empresario detenido.
rusconi.jpg

Lázaro Báez fue arrestado el 5 de abril cuando descendió de un avión privado que lo había transportado, junto a su contador Daniel Pérez Gadin, desde Santa Cruz hasta el aeropuerto de San Fernando, donde lo estaba esperando la policía para detenerlo.
En su momento, el juez Casanello aseguró que había librado la orden de detención porque Báez había abordado un avión privado sin presentar un plan de vuelo por lo que existía peligro de fuga, justo en la semana en la que se dio a conocer una filmación interna de la financiera conocida como "La Rosadita".
En el video captado por las cámaras de seguridad de la financiera y difundido por Canal 13 se veía a un grupo de personas vinculadas a Lázaro Báez contando millonarias sumas de dólares y euros. Por ese hecho todos los protagonistas del video, incluso Martín Báez, fueron procesados.
El segundo procesamiento contra Lázaro Báez llegó en junio por una maniobra a través de la cual unos 33 millones de dólares -en nueve cheques- de la firma suiza Helvetic Group que terminaron en las cuentas de Austral Construcciones. El empresario detenido sostuvo que Helvetic, la firma que compró "La Rosadita", le prestó dinero para afrontar la licitación por la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic en la provincia de Santa Cruz.

Télam

Comentarios