Paraná
Martes 20 de Septiembre de 2016

Un Concejo menos transparente tras el incidente de los contratos

El concejal Gainza y la viceintendenta Etienot quedaron afectados en su imagen y ven alejarse la posibilidad de estar en las listas legislativas

Las especulaciones electorales del macrismo entrerriano empiezan a dejar algunos nombres de lado. En Cambiemos ya se debate cómo armar la lista de candidatos para la elección legislativa del año que viene. Sobra gente con aspiraciones pero representa todo un desafío encontrar un perfil de candidato atractivo.

Uno de los que pierde posiciones de todos los rankings es el concejal paranaense Emanuel Gainza, cuya imagen quedó afectada por el revuelo con los contratos que tiene en el Concejo Deliberante. En el PRO nacional cayó mal la repercusión de los hechos. Hablando claro: no se molestaron tanto por la posibilidad de que se les quede con gran parte de la remuneración a sus empleados, como por la repercusión pública que tuvieron los hechos.

Encima entienden que en su afán por sobreactuar las situaciones políticas, Gainza bordeó el absurdo. Explican que mientras Gainza promocionaba que estaba recibiendo un premio de una universidad norteamericana por su gestión, tanto en transparencia como en trabajo legislativo, a menos de siete meses de haber comenzado a desempeñarse en el cargo, en Paraná se difundía el caso de Lorena Mariana Yenco, Legajo 25.172 del Concejo Deliberante de Paraná, que firmó en marzo un contrato de locación de obra por el cual se le otorgó Categoría 1, con una remuneración mensual de 30.000 pesos (Decreto del HCD N° 233/16), para realizar tareas como asesora del concejal Gainza, pero que cobraría solamente 6.000 pesos y los otros 24.000 quedan para la caja del edil.

Otra que tiene sus acciones en baja es la viceintendenta Josefina Etienot. Hay varios elementos que explican la merma de estas expectativas.

Por un lado el caso Gainza, que requirió de su aval como presidenta del cuerpo. Sobre este último punto, hay dos aspectos a destacar. Uno, las declaraciones que hizo para defender a Gainza, que son públicas y conocidas por su escasa efectividad. Y otro, la estrategia legal respecto de las normas vigentes en el Concejo para darle una cobertura al caso, de acuerdo a la interpretación que hacen incluso dirigentes de Cambiemos, que es el sector que gobierna en la capital provincial.

Se dice que para ocultar los contratos del concejal y no tener que dar respuesta a quien envió una carta documento solicitando información, se derogó la Ordenanza Nº 8323 Sistema de Información Ciudadana que obligaba al municipio a "facilitar el acceso simple, automático y libre a la información administrativa municipal, a cualquier persona que acceda al sistema o que así lo solicite" (art. 2) y declaraba "de acceso e interés público,y en consecuencia sujeta a inclusión en el Sistema de Información Ciudadana, a toda la Información Administrativa obrante en los archivos informáticos de la Municipalidad de Paraná (incluyendo la de los Departamentos Ejecutivo y Deliberante)...".

En el apartado sobre Recursos Humanos, la información mínima a publicar incluía: listado de funcionarios políticos, con indicación de cargo, categoría y lugar de trabajo; Listado de personal de planta permanente, con indicación de cargo, categoría y lugar de trabajo. Listado de personal transitorio y contratado, con indicación de lugar de trabajo. Escala salarial: cargos, categorías y montos adicionales. Estatuto y Escalafón Municipal. Esa información debía actualizarse mensualmente.

La Ordenanza Nº 8323 "Sistema de Información Ciudadana" fue derogada por la Ordenanza N° 9420 -que fue publicada en el Boletín Oficial del 27 de julio pasado- que con un texto escueto señala:

Art. 1°: Derógase la Ordenanza
N° 8323. Art. 2°: Comuníquese.

Y tal sería la intención de mantener oculta esta ordenanza que, si bien fue publicada en el Boletín Oficial para que tenga validez, ni el Departamento Ejecutivo ni el Concejo Deliberante la incorporó en sus digestos que tienen en la web. Es a raíz de esa derogación que tampoco está más en la web del Concejo el listado de agentes y funcionarios políticos que hasta hace poco estaba.



***
¿Varisco vetará la ordenanza del transporte?


La sesión ordinaria especial llevada a cabo recientemente, dispuesta por la presidenta del Concejo Deliberante de Paraná Josefina Etienot, mediante Decreto de Presidencia N° 254, para tratar la temática del "Servicio de transporte urbano de pasajeros en colectivo" presenta vicios en su convocatoria por lo que la ordenanza carecería de validez.

La Ley 10.027 señala que: "Tanto el Departamento Ejecutivo como el presidente del Concejo pueden convocar a sesiones extraordinarias para considerar asuntos determinados. Este último solo podrá y deberá hacerlo mediando petición escrita firmada por más de la tercera parte de los miembros del cuerpo". El artículo 107º de la misma ley especifica que es una atribución del presidente municipal (Sergio Varisco): "Convocar al mismo cuerpo a sesiones extraordinarias con objeto determinado y de carácter urgente".

En tanto el Reglamento Interno del Concejo, sancionado en 2014, establece en su artículo 6°: "Las Sesiones Extraordinarias tendrán lugar en las condiciones determinadas por el Artículo 87° del Nuevo Régimen Municipal de Entre Ríos. El Presidente del Concejo deberá convocarlas con no menos de veinticuatro (24) horas de anticipación a su celebración,expresando el o los asuntos que la motivaren".

Señalan los conocedores del ordenamiento legal, que se debió convocar a una Sesión Extraordinaria, respetando el mecanismo legal; o bien, el presidente municipal debió haber comunicado formalmente su intención de celebrar una sesión extraordinaria para tratar la mencionada temática; o bien, seis concejales ("más de la tercera parte de los miembros del Concejo"), por escrito, debieron solicitarlo.

Pero como al parecer no estaba en la agenda de Varisco tratar de esta manera y en esta oportunidad el tema transporte, ni tampoco contaba con seis concejales propios que le formalizaran el pedido, la presidencia del Concejo convocó a una sesión ordinaria especial, que no se encuentra prevista en el ordenamiento legal vigente. Es por ello que Varisco debería vetar la ordenanza sancionada-usando otro argumento para no exponer a su viceintendenta-, para tratar nuevamente el marco, reuniendo los requisitos legales que demanda el decreto de convocatoria.

Comentarios