La Provincia
Viernes 27 de Febrero de 2015

Un castillo para El Principito

En Concordia, cientos de personas de distintos lugares del país y del mundo llegan a diario a San Carlos para recorrer la restauración del edificio histórico que inspiró la gran obra de Saint-Exupéry

El 14 de octubre de 2013, el Castillo San Carlos de Concordia abrió sus puertas al público. Ese día llegaron más de 300 visitantes. Dos días antes fue la inauguración de las restauraciones que se hicieron en él. Hoy es recorrido de día y de noche, se realizan actividades culturales y según su coordinador, Maximiliano Benedetto, le pertenece a todos los habitantes de la ciudad entrerriana.


El edificio, enclavado en un parque de más de 60 hectáreas que lleva su mismo nombre, esconde anécdotas de amor entre sus ruinas, tardes de mates y juegos de niños. Una mañana cuando aún vivía una de las familias que lo habitó, bajó con su avioneta Antoine de Saint-Exupéry; hay fechas, datos precisos y se estima  que entre sus paredes y paisajes nació “El Principito”.


Hoy será el último recorrido nocturno del verano, lo hicieron todos los viernes desde que comenzó el año en dos horarios: a las 23.15 y después de media noche. “El Castillo está todo iluminado y es una propuesta diferente. Viene mucha gente de todos lados, de Salto Uruguay, por ejemplo. El recorrido es guiado y se cuenta su historia desde sus comienzos, hasta su puesta en valor y la actualidad”, dijo Benedetto a UNO Verano.


Pero las puertas del castillo están abiertas todos los días, de lunes a viernes desde las 8 a las 11 y desde las 17 a las 20. Sábados, domingos y feriados extiende su horario una hora más.


Algunos días de la semana y con entrada gratuita, se realizan presentaciones con artistas locales y nacionales. “Es para revalorizar el lugar”, agregó Benedetto y comentó que mañana actuará Confluencia en Concierto a partir de las 21.


“Lo que también tenemos es un turismo extranjero con audioguías en tres idiomas: inglés, francés y portugués. Es una grabación de 20 minutos con la que se puede hacer el recorrido”, destacó.


En facebook se puede encontrar como Parque San Carlos, el teléfono es (0345) 4300908 y el correo electrónico info@parquesancarlos.gob.ar.


El año pasado la reciente obra de restauración y puesta en valor del Castillo San Carlos ganó el Primer Premio Nacional a la Mejor Intervención en Obras que involucren el Patrimonio Edificado, en su edición 2014.


El galardón, otorgado por el Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio Argentino (Cicopar) y la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) destacó la labor realizada en el Castillo en la categoría de restauración y puesta en valor.


En años anteriores, el mismo premio fue otorgado a las Ruinas de San Ignacio, ubicadas en la provincia de Misiones.


El Establecimiento San Carlos contó con diversos dueños. Los documentos probatorios señalan que el patrimonio pasó por sucesivas ventas desde 1867. Pero la instalación de un saladero en 1884, provocó el traslado desde París hacia Concordia, de Adrien Edouard Demachy quien hizo construir el castillo tiempo después.


En 2008 mediante un trabajo entre autoridades provinciales y municipales se acordó llevar adelante acciones para conservar y poner en valor las ruinas, hecho que logró un equipo interdisciplinario compuesto por arquitectos, ingenieros, un especialista en revoques, una antropóloga, una bioquímica, subcontratistas y un especialista en restauración. En octubre de 2013 reabrió las puertas al público con una gran presentación.

 

 

Una eventualidad trajo al autor a estas tierras

 


Hacia 1928 el establecimiento del actual de Castillo San Carlos fue adquirido por la Municipalidad de Concordia quien alquiló la casa a la familia francesa Fuchs Valon.


Al año siguiente las dos hijas de la familia en un recorrido habitual por el parque, vieron una avioneta que aterrizó, por un desperfecto, en un campo lindero. Se acercaron al lugar para conocer al aviador. Se trataba de Antoine de Saint-Exupéry, quien había sido contratado y designado en Argentina para determinar nuevas líneas de correo aéreo de la Aeropostal. Saint-Exupéry es el autor de “El Principito”, uno de los libros célebres de la literatura universal.


Saintex, como lo llamaban,  se hizo amigo de la familia y durante los 15 meses que vivió en Argentina visitó el Castillo de San Carlos en varias oportunidades. La magia del lugar, lo cautivó a tal punto que a su regreso a Francia, publicó un artículo en una revista parisina, cuyo título fue Las princesitas argentinas. Referencias literarias, investigaciones periodísticas e históricas, dan cuanta de que el autor, de alguna manera, se inspiró en estas tierras. La historia del castillo tuvo su momento de mayor decadencia a partir de un gran incendio que se desató el 25 de setiembre de 1938 y quedó en ruinas hasta su restauración actual.

 

 

 

Comentarios