A un click
Miércoles 28 de Septiembre de 2016

Tuvo migraña durante 25 años y terminó con el dolor luego de eliminar dos alimentos

Andrea Henson, de 46 años, sufrió durante 25 años de una migraña que muchas veces perjudicó su vida, hasta el punto de terminar en el hospital tras un grave ataque del crónico malestar que la afectaba.


"Mis episodios siempre fueron impredecibles. Podían comenzar rápidamente y afectar mi visión o tener un comienzo más pausado y con una duración de entre uno o tres días", relató la mujer a DailyMail.


Por lo mismo, esta mujer de Inglaterra y dueña de una empresa de banquetería, decidió someterse a una serie de exámenes para encontrar la causa detrás de sus terribles dolores de cabeza.


"Tenía la sensación de estar siempre agotada y adolorida, pero no había nada que pudiera hacer. Como manejo mi propio negocio, tenía que intentar estar lo mejor que podía", apuntó Andrea.


Ante esto, a la mujer le prescribieron unas tabletas para tratar migrañas "muy fuertes" y que debía tomar sólo cuatro veces al mes, dado que dentro de los efectos secundarios se encontraba la somnolencia y los mareos.


Pero todo cambió dos décadas después, cuando la mujer decidió someterse a un test de intolerancia alimentaria, llamado YorkTest, para ayudar a sus clientes con requerimientos especiales, con el que logró descubrir su problema.


"Pensé que sería una perfecta oportunidad para obtener una visión más profunda respecto a las sensibilidades de diversos clientes, y además quería estar al tanto de la salud de mi familia, y logré que tanto mi esposo como mis hijos se hicieran el test conmigo", contó la madre de dos hijos.


Fue así que descubrió que sus dolores se debía a su intolerancia a la leche de vaca y al maíz, síndrome que también afecta a sus hijos McKenna, de 18 años, y Carter, de 16 años, quienes tampoco pueden consumir el primer alimento.


Por lo mismo, actualmente la familia comenzó a consumir leche de soya y Andrea dejó en claro que sus migrañas han desaparecido lo suficiente como para recuperar su vida.



Comentarios