Mundo
Domingo 19 de Julio de 2015

Tsipras renovó su gabinete para hacer las reformas exigidas por la UE

La restricción de 60 euros diarios en los cajeros automáticos dejará paso a otra más leve: los griegos podrán retirar hasta 460 euros de una vez, pero solo una vez por semana.

El nuevo gabinete del primer ministro de Grecia Alexis Tsipras tomó posesión, después de que el gobernante destituyera el viernes a los ministros y viceministros que votaron en contra del paquete de reformas y ajustes exigido por los acreedores europeos a cambio de dinero fresco. En tanto, se informó que mañana reabrirán los bancos. La restricción de 60 euros diarios en los cajeros automáticos dejará paso a otra más leve: los griegos podrán retirar hasta 460 euros de una vez, pero solo una vez por semana.

    Los ministros sustituidos pertenecen al ala izquierda del partido de gobierno Syriza, y fueron sustituidos por colaboradores cercanos del primer ministro. El Ministerio de Medio Ambiente y Energía, el cambio más importante porque debe asumir numerosas privatizaciones, quedó a cargo de Panos Skourletis, hasta ahora ministro de Trabajo. Permanecen en sus puestos tanto el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, que sucedió al polémico Yanis Varoufakis —opositor al último acuerdo— como el de Exteriores, Nikos Kotzias.

   Entre los destituidos están el ahora ex ministro de Medio Ambiente Panagiotis Lafazanis y el viceministro de Seguridad Social Dimitris Stratoulis, líderes del ala izquierda de Syriza. El resto de relevos se produjo en el nivel de viceministros. Un total de 32 diputados de Syriza votaron el miércoles contra el programa de reformas y ajustes enviado por Tsipras. Además, hubo seis abstenciones y una diputada que faltó a la votación.

   Tsipras anunció luego de esa votación que prefiere liderar un gobierno en minoría que se sustente en 123 del total de 300 diputados del Parlamento y que sea avalado por la oposición. La prioridad es el programa de ahorro y el tercer “rescate” de la UE —por 86.000 millones de euros— y Tsipras quiere afrontar las negociaciones con el nuevo gobierno. Una vez que esté cerrado este tema se convocarían elecciones en otoño (la primavera del hemisferio sur), indicaron fuentes del gobierno.

   El ex ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis, quien se opone abiertamente al nuevo plan, volvió a expresarse a través de la BBC, donde ya escribió una columna al respecto. “Este programa está condenado al fracaso, si es que llega a implementarse”, le dijo en una entrevista a la emisora británica. Varoufakis fue desplazado del cargo hace dos semanas.

   Tsipras, que el 5 de julio convocó a un referendo contra el ajuste, luego se enfrentó con la dura realidad que le imponían sus socios europeos y prestatarios: o salía del euro y de la UE o se quedaba y recibía un tercer préstamo, pero imponía los ajustes. Luego de casi tres días seguidos de negociaciones en Bruselas, el lunes pasado de madrugada Tsipras aceptó las condiciones exigidas por Europa. “Teníamos la elección entre una ejecución y una rendición”, comentó el ahora opositor Varoufakis. “Puede que no esté de acuerdo con esto y lo dejé claro con mi dimisión. Pero entiendo perfectamente en la situación tan difícil en la que se encontraba” Tsipras, dijo el ex ministro, que en realidad fue echado por Tsipras a pedido o exigencia de sus colegas europeos.

   El tercer paquete podría estar listo en algunas semanas pero para evitar el default Atenas recibirá un crédito puente de 7.160 millones de euros del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEEF). Esa cantidad ayudará a Atenas a pagar deudas al Banco Central Europeo (BCE) por 3.500 millones de euros y el FMI.

Reabren los bancos. Mientras tanto los bancos griegos, que llevan tres semanas cerrados, volverán a abrir mañana, aunque con restricciones, pues siguen vigentes los controles de capital, informó el Ministerio de Finanzas. En otras palabras, el “corralito” seguirá, pero con los bancos abiertos. Para reducir las colas en los cajeros automáticos, las regulaciones han sido flexibilizadas y los ciudadanos podrán sacar de una vez hasta 420 euros, pero solo una vez por semana, indicó el viceministro de Finanzas, Dimitris Mardas. Hasta ahora se podían retirar apenas 60 euros por día de los cajeros automáticos. Las transferencias al extranjero sólo podrán hacerse con un permiso del banco central y del Ministerio de Finanzas. Las transferencias internas no tienen restricciones.

Comentarios