Ovacion
Sábado 15 de Agosto de 2015

Triunfo entrerriano en el debut ante su gente

Ayer, en Concepción del Uruguay, Entre Ríos pudo superar a Santiago del Estero por 84 a 76 en el Argentino de Mayores.  

Gerardo Iglesias/Ovación
giglesias@uno.com.ar

El Seleccionado de Entre Ríos venció anoche a Santiago del Estero por 84 a 76, en el comienzo de la Zona D del Campeonato Argentino de Mayores. El partido se jugó en el Alberto René Salem del Centro de Educación Física Nº 3 Prof. Hugo Mario La Nasa de Concepción del Uruguay, ante un gran marco de público. Esta noche se enfrentan el derrotado ante Chaco.
La Selección entrerriana dirigida por René Richard cumplió con el primer objetivo: ganar en el debut. El escaso tiempo de trabajo de un grupo que se reunió el lunes para iniciar las prácticas se vio en el juego del encuentro, marcadamente en el inicio y luego en todo el desarrollo de los 40 minutos.
El partido consumió más de 2 minutos de juego sin conversiones por parte de ambos conjuntos. Erráticos en los pases, nerviosos y apurados en los tiros, el marcador se abrió desde la línea de libres, con Pais (goleador de la noche con 23 puntos) marcando los primeros puntos. País y Carulla le imprimieron vértigo al juego de los entrerrianos, llevando el marcador a una interesante diferencia de 20 a 9. Santiago respondió comenzando a implementar el plan que lo llevaría a tener el partido, apostado el triple, acortando las diferencias a solo siete en el cierre del primer cuarto: 27 a 20. Cajal y Balteiro le dieron la tranquilidad que les brinda la experiencia para acomodar el juego del equipo.

Enfrente el técnico Richard comenzó a usar el banco. Fiel a su estilo, le sacó el jugó a su banca con Novello y Carulla, para mantener la diferencia, en el cierre del primer tiempo, 43 a 32.
De los vestuarios, Bertonchini mostró su chapa con un exquisito triple para que Entre Ríos sacara mayor ventaja, 48 a 34. Fue estirando hasta llegar a un 54 -34 que parecía irremontable. Pero Santiago se despertó y los entrerrianos se durmieron, con excesos de individualidad, buscando más espectacularidad que efectividad debajo del tablero. Santiago apretó y lo fue a buscar, instalando murmullos en el espectacular estadio. En un arresto, colectivo e individual, achicaron diferencias hasta ponerse en un impensado 63 a 58. Y ahí fue palo y palo, con Entre Ríos sacando luz gracias al largo banco y una mejor calidad física.
Santiago no pudo sostener el ritmo, aunque intentó mantener la brecha en base a triples, impidiendo que su rival se le escape. En el final, Jaworski calentó la mano y festejó el triple tranquilizador, para que la victoria se quede en casa. Ganó Entre Ríos. Mostró buenas individualidades, a las que debe controlar para beneficio del equipo. Esto se lo dará el juego mismo y el paso de los partidos, se sacó las ansias del debut y ahora espera por Chaco (mañana a las 20).
 

Comentarios