Ovacion
Martes 24 de Mayo de 2016

Triste aniversario: hace un año fallecía Patulo

Triste aniversario: hace un año fallecía Patulo

Dina Puntín / Ovación
dpuntin@uno.com.ar


El 24 de mayo del año pasado una noticia enlutó el fútbol argentino y a un club de barrio recién ascendido a la Primera B Nacional. La súbita muerte del futbolista Cristian Gómez vistiendo la casaca de Atlético Paraná conmocionó al ambiente futbolístico nacional y entristeció a compañeros, cuerpo técnico, hinchas y vecinos del Gato. La dura imagen de Patulo -como se lo conocía desde que jugaba en los clubes de Rafaela- desplomándose y convulsionando en el campo de juego de Boca Unidos de Corrientes golpeó fuerte en los televidentes. Tan fuerte como los golpes que recibió el futbolista Micael Favre el domingo en Villa Elisa. Otra vez un corazón joven que deja de latir en una cancha y miles de interrogantes que resolver ante la muerte súbita, de repente.

Claramente las diferencias son notorias: Gómez estaba parado lejos de las acciones de juego y nadie infirió en su deceso. Favre era artífice de una jugada donde la brusca acción de un colega de Defensores de Colón para quitarle el esférico terminó -hasta que se conozca la autopsia- siendo trágica. Las opiniones de los especialistas a lo lejos aseguran que no fueron las intervenciones de los dos jugadores contrarios (portadores de las camisetas 5 y 8 según las imágenes viralizadas en las redes y medios de comunicación) los que habrían causado la muerte del joven del club San Jorge de Villa Elisa, sino una falla cardíaca. 

Ambas tragedias permiten volver a hablar de reanimación cardiopulmonar, desfibrilador, chequeos periódicos y la conciencia para prevenir. Sobre la prevención se puede saber que los estudios médicos no acompañan a las ganas de jugar, es decir, que los futbolistas a veces no están en condiciones de practicar un deporte y sin embargo igual lo hacen. Porque siendo joven creen que los riesgos son menores. Eligen seguir poniéndose la camiseta bajo su propia responsabilidad y arriesgar literalmente la vida en cada jugada.

Sobre el desfibrilador se sabe que poco se invirtió para comprarlos y ubicarlos en los bancos de suplentes de las canchas argentinas. Menos en el interior o en las ligas regionales. A pesar de que fue un eje central en el debate iniciado tras la muerte de Gómez en Corrientes. Saber si había o no el equipo de reanimación.

Otro punto a analizar es la reanimación cardiopulmonar: el masaje que salva vidas. La rápida intervención ante el desvanecido, la cantidad de compresiones por minuto, la profundidad, el sostenimiento en el tiempo son algunas de las claves que se deben aprender para mantener la cadena de sobrevida. La importancia de capacitar mucha gente en esta técnica, que la sociedad se involucre, tome conciencia de lo que significa sobre todo para los clubes donde hay muchos socios en actividad. Pero también para ayudar en la escuela, en la calle o donde sea. 

En noviembre, Diario UNO destacó en una de sus notas aniversario el reencuentro de un policía y un adolescente, casi 15 años después, de que el servidor público le salvara la vida. Siendo un bebé, el pequeño Alex quedó semisumergido en una pileta y dejó de respirar. Las maniobras de reanimación practicadas por el cabo Fontana lo mantuvieron con vida hasta llegar al hospital. La gratitud de la familia ante la pericia del policía son infinitas.

Hoy se cumple el primer aniversario de la muerte de Cristian Gómez, el marcador central que llegó a la entidad de Ruperto Pérez en diciembre de 2014 con todas las ganas de debutar en la B Nacional. Pese a ese suceso aún hay mucho por concientizar y avanzar sobre reanimación cardiopulmonar (RCP).

Comentarios