Pais
Martes 21 de Julio de 2015

Treinta y cinco años de prisión para un violador serial

Lo condenaron por haber violado y robado a mano armada a siete mujeres, a las que atacó con la misma modalidad entre 2009 y 2013.

Un ex convicto fue condenado este martes a 35 años de prisión por haber violado y robado a mano armada a siete mujeres, a las que atacó con la misma modalidad entre 2009 y 2013, en la ciudad bonaerense de Mar del Plata.
Se trata de Claudio "Pepino" Napolitano (46), quien ya había cumplido una sentencia por otra serie de ataques sexuales cometida en los '90.
La condena conocida al mediodía fue impuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 marplatense, integrado por los jueces Alfredo De Leonardis, Gustavo Frissore y Jorge Peralta.
Al finalizar la audiencia en el edificio judicial situado en Tucumán y Brown, la fiscal del juicio, María Isabel Sánchez, se mostró satisfecha con el fallo a pesar de que ella había requerido una pena de 50 años.
"Estoy muy conforme con la sentencia, que me parece ejemplar ya que los hechos fueron terribles y eso se vivenció en esta audiencia donde muchas de las víctimas tuvieron que ser asistidas en varias oportunidades", dijo la fiscal.
La representante del Ministerio Público remarcó que el tribunal aceptó "cada uno de los agravantes" que ella propuso en su alegato y fijó una pena de prisión sin libertad condicional, por lo que Napolitano "sólo podría acceder al beneficio de la libertad asistida seis meses antes del cumplimiento total" de los 35 años.
Sobre el monto de la pena, la fiscal señaló que ella "siempre" le dijo a las víctimas que "iba a solicitar la máxima" aunque les aclaró "que era poco probable" que la impusiera "dada la edad" de Napolitano.
En tanto, Sánchez indicó que durante el juicio se acercaron personas que manifestaron que hubo otros "dos hechos similares" que podrían ser atribuidos a Napolitano pero que no fueron denunciados en su momento, "por lo que no habría pruebas genéticas", a pesar de lo cual, "dada la modalidad delictiva se puede llegar a probar".
Por su parte, Patricia Gordon presidenta de la ONG "En Red", la cual acompañó a las víctimas durante el proceso, consideró también que se trata de una "sentencia ejemplar".
Enfatizó que "a Napolitano no se le dará la libertad condicional y también se tuvo en cuenta la reincidencia, por lo que creemos que con la edad que tiene no va a salir más de la cárcel", enfatizó.
"Esto no es una venganza, sino la búsqueda de la reparación para las mujeres que fueron víctimas de tanta crueldad y creo que tanto las familias, ellas y nosotras como organización estamos muy conformes con el trabajo que hizo la fiscal Sánchez y también con la condena", expresó.
Gordon destacó que desde la ONG van a "seguir asistiendo a las víctimas" y brindándoles su "apoyo" ya que "comienza una página nueva en la vida de ellas, lo que es un verdadero período de reconstrucción".
Mientras que en la puerta de los tribunales las víctimas de "Pepino" se saludaban con sus familiares y amigos, una de ellas expresó entre lágrimas: "Luego de escuchar el fallo estoy un poco más tranquila y conforme con este tribunal".
"Creo que la sociedad toda congenia, ya que nade quiere salir a la calle y tener miedo o pasar por lo que yo pasé", añadió la mujer.
Por otra parte, Napolitano no estuvo presente en la sala de audiencias al momento de la lectura del fallo ya que así lo había solicitado anteriormente, al tiempo que seguirá alojado en la Unidad Penal 15 de Batán.
El juicio comenzó el 7 de este mes y en esa primera audiencia el abogado Lucas Tornini, defensor de Napolitano, adelantó que no iba a cuestionar la autoría de éste en los siete casos de "robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no fue probada en concurso real con abuso sexual agravado con acceso carnal".
No obstante aclaró que no iba a aceptar que le imputen un hecho "abuso de armas y lesiones" y que iba a discutir el monto de la pena.
Por ello, en su alegato, Tornini pidió la inconstitucionalidad de los 50 años requerido por la fiscalía y dejó a criterio del tribunal la cantidad de tiempo que su defendido debía pasar en prisión.
A su vez, el propio "Pepino" admitió en sus "últimas palabras" del proceso haber cometido las violaciones que le atribuyeron y dijo que les "pediría perdón" a sus víctimas pero que no le "da la cara".
Napolitano fue condenado en 1996 a 22 años por siete violaciones cometidas en Mar del Plata y salió de la cárcel en 2003 por el beneficio del sistema 2x1.
El 10 de mayo de 2013 "Pepino" volvió a ser detenido cuando la Policía lo buscaba por un abuso sexual cometido en diciembre de 2012, pero luego se cotejó su ADN con el de otros seis hechos ocurridos desde 2009 en los barrios marplatenses El Progreso y El Martillo y los resultados fueron positivos. 
Para los investigadores, el agresor actuó en todos los casos con el mismo "modus operandi": sorprendió a sus víctimas cuando caminaban por la calle o bajaban del colectivo, las amenazó con un arma de fuego, les robó dinero y su teléfono celular y las obligó a dirigirse a un descampado, donde las violó.
Fuente: Télam

Comentarios