Pais
Martes 05 de Enero de 2016

Traspasan la Policía Federal a la Ciudad de Buenos Aires

El presidente Mauricio Macri y jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta firmaron hoy un convenio. Bullrich afirmó que se prepara "un paquete de leyes penales para mejorar la seguridad".

Mauricio Macri y Horacio  Rodríguez Larreta firmaron el convenio por el cual se traspasará parte de los efectivos de la Policía Federal a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires, oportunidad en la que el jefe de Estado reafirmó que el gobierno nacional dará "batalla" para “derrotar al narcotráfico”.
Al hablar en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, donde ser firmó el convenio, Macri señaló que con esta decisión "estamos dando comienzo a una nueva etapa que busca construir soluciones concretas para que la gente viva mejor".
Macri aclaró que el traspaso "no va a ser de un día para el otro", y señaló que "hay un compromiso que tiene que asumir el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, como también lo está asumiendo nuestra Ministra (de Seguridad, Patricia Bullrich) y su equipo, de volver a tener estadísticas públicas claras de cuál es es el mapa del delito para que mes a mes no tengamos que andar confiando en las sensaciones de seguridad o inseguridad, como hemos vivido sufriendo los discursos durante la última década".
"Esta Ciudad tiene que volver a ser una de las más seguras del mundo y la Argentina tiene que volver a ser un lugar donde realmente volvamos a vivir con tranquilidad", enfatizó.
En ese sentido, Macri insistió que "el gran desafío que hemos asumido es la lucha contra el narcotráfico que es un problema que afecta a todos los argentinos y la única manera de enfrentarlo es mejorar la institucionalidad en nuestro país".
Macri aprovechó la oportunidad y envió un mensaje a todos los integrantes de las Fuerzas de Seguridad del país, y hoy especialmente a los miembros de la Policía Federal y la Metropolitana: "valoramos mucho la tarea que llevan a cabo todos los días" y "queremos que sientan nuestro apoyo".
Al respecto, Macri comentó que la ministra de Seguridad “se va a reunir sistemáticamente con todos los ministros de seguridad del país” y remarcó que “en la lucha contra el delito y en la lucha contra el narcotráfico, somos un solo equipo” y admitió que “derrotarlos es una tarea larga y difícil” porque “venimos de una década en la que la inacción, la incapacidad y la complicidad permitieron que ellos avancen como nunca antes”.
Por su parte, Rodríguez Larreta, afirmó que el traspaso de parte de los efectivos de la Policía Federal a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires "es un paso muy importante" ya que "va a ir mejorando un poquito cada día la seguridad" de la gente y remarcó que "la inseguridad es posiblemente la principal preocupación en la ciudad".
"Era un paso muy importante que la Ciudad maneje su propia policía", dijo el jefe de Gobierno porteño y añadió que es "un camino que va a ser largo" y que "acá no hay soluciones mágicas", aunque insistió que "este primer paso es fundamental”.
Rodríguez Larreta dijo que “cumplimos el compromiso del Presidente en campaña” y que resaltó que "es un paso muy importante que la Ciudad maneje su propia policía” que contará con un mayor tecnología y equipamiento, junto a un proceso de reentrenamiento, para “recuperar el orgullo de nuestras fuerzas de seguridad".
La firma del convenio contó con la presencia de la vicepresidenta, Gabriela Michetti; el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli; la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich y el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, entre otras autoridades, así como jefes y oficiales superiores de las fuerzas de seguridad.
Tras la firma del convenio y en diálogo con la prensa, la ministra Bullrich dijo que el Gobierno está "trabajando con las provincias terminando de diseñar un plan conjunto en materia de lucha contra el narcotráfico" y subrayó "esta vez va en serio y vamos a fondo".
Confirmó además que están diseñando "un paquete de leyes penales para mejorar la seguridad a nivel nacional como complemento para profundizar las penas, que contemple la flagrancia y la extinción de dominio. Queremos evitar lo que se denomina en la jerga judicial puertas giratorias".

Comentarios