Pais
Lunes 11 de Enero de 2016

Trasladaron a Cristian Lanatta y a Víctor Schillaci bajo fuertes medidas de seguridad

Los últimos prófugos acusados del triple crimen declararían hoy ante el juez Sergio Torres.

Bajo la supervisión de la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, y con la presencia del ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, y de su par de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, los últimos dos detenidos prófugos del penal de General Alvear, fueron trasladados desde la comisaría de Helvecia hacia el aeropuerto de Sauce Viejo, desde donde volarán hasta la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se espera que a las 17 se presenten en el despaxcho del juez federal Sergio Torres, a cargo de la causa.

Los prófugos Cristian Lanatta y Víctor Schillaci fueron detenidos pasadas las 8 de la mañana en el interior de la arrocera Spalletti, a la vera de la ruta provincial 1, jurisdicción de Cayastá, 90 kilómetros al Nordeste de la capital santafesina.

Según pudo saberse, Martín Franco, un trabajador del establecimiento, llegó al lugar acompañado por dos policías, uno de ellos llamado Héctor García, de la comisaría de Helvecia, y otro llamado Bourgormer, conocido como “Bailoretto”, de la seccional de Cayastá y que ya había participado en la detención de Martín Lanatta.

El procedimiento era habitual entre varios comerciantes y trabajadores de la zona al abrir establecimientos que estuvieron cerrados durante el fin de semana, ante las sospechas de que los prófugos seguían en la zona.

Franco se adelantó y fue sorprendido por los prófugos, que lo encañonaron con armas 9 milímetros y comenzaron a ponerse la ropa que llevaba en un bolso para trabajar.

Cuando los policías García y Bourgormer, ante la tardanza de Franco, entraron en el predio, los prófugos no opusieron resistencia y las armas las tenían a un costado, sin ser empuñadas. Tras reducirlos, los efectivos solcitaron el apoyo de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE).

A los pocos minutos arribó al lugar el ministro de Seguridad provinical, Maximiliano Pullaro, y poco después de las 8.50 Lanatta y Schillaci fueron trasladados del lugar.

Comentarios