La Provincia
Viernes 20 de Noviembre de 2015

Tras nueve años, el padre Omar deja la parroquia San Agustín

Había llegado a la popular barriada de Paraná para reemplazar a Mario Taborda. Su nuevo destino será la Diócesis de Rocha, en Uruguay

“El sacerdote siempre ofrece su disponibilidad al obispo”, expresó a UNO el párroco Omar Bedacarratz ante la consulta por trascendidos de que dejaba la parroquia San Agustín de Paraná. “Si bien no tengo fecha precisa, sé que mi nuevo destino será la Diócesis de Rocha, en la República Oriental del Uruguay”, manifestó.

El fin de semana tomaron su Primera Comunión alrededor de 60 chicos de la escuela privada Juan XXIII, en ese marco el padre Omar aprovechó para despedirse de esos niños. “Me llevo en el corazón la espontaneidad de los niños que nos golpea tan fuerte. Lo más lindo de San Agustín es la buena gente, la comunidad, el cariño con el que me han tratado, sobre todo los gurises”, señaló el sacerdote.

Pocos datos

El padre Omar detalló que sabe poco de su nuevo destino. “Me propuso el obispo y uno ofrece su disponibilidad, no tenía obstáculo ni impedimento. En Uruguay hay pocos sacerdotes y en Rocha -localidad de 30.000 habitantes- me haré cargo de las dos parroquias que allí se encuentran, Fátima y Nuestra Señora de los Remedios”, contó.

Según explicó, monseñor Juan Alberto Puiggari está ultimando detalles y él estaría haciéndose cargo una vez que se defina quién irá a la parroquia San Agustín. 

“Tengo la certeza de que quien vendrá será mejor. No es fácil irse de un lugar donde lo han querido, donde se ha vivido con acompañamiento. Cuando usted habla de extrañar, yo le digo que será recíproco”, describió el cura que agregó: “En mi nuevo destino la comunidad católica es inferior a la que tengo aquí. Pocos niños para catequesis considerando nuestros números en esta barriada. Habrá que caminar mucho para trabajar la espiritualidad”.

Obra

“Nuestra obra como sacerdote, más que levantar paredes, es el trabajo espiritual. El respeto con que me trataron, el acompañamiento. Gracias a la respuesta de la comunidad activa, creyente que se solidarizó, pudimos realizar el campanario”, expresó. 

El campanario al que hace referencia el padre Omar quedó inaugurado en agosto pasado en el marco de la fiesta patronal. Fue realizado con aportes de la gente de la comunidad y el proyecto abarcó dos años. De agosto de 2013 a agosto de 2015 cuando se hizo realidad. El primer año se recaudó para construir la torre del campanario que tiene 14 metros. Luego, el último año antes de su inauguración se juntó el dinero para comprar las campanas, realizadas en San Carlos por la empresa Bellini que realizó también la Campana de la Paz cuando San Juan Pablo II visitó Paraná en 1987.

Recorrido

El padre Omar Bedacarratz se ordenó sacerdote el 8 de diciembre de 1991 en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús. Estuvo misionando por dos años en Costa de Marfil, África. Y anteriormente trabajó en el Seminario.

En enero de 2007 asumió en la parroquia San Agustín, en lugar del padre Mario Taborda que al igual que él, fue trasladado en esa época a la República Oriental del Uruguay.

Bedacarratz continuó con lo emprendido por el padre Mario, como por ejemplo la organización del festival San Agustín Canta y Baila, ya tradicional en la barriada.

 

Comentarios