Accidente fatal
Martes 10 de Enero de 2017

Tras la tragedia vial en la ruta nacional 18, insisten con las butacas para niños

La ley obliga a que solo vayan atrás y con cinturón. Pero las sillitas reducen un 70% las lesiones

Angustia, dolor y resignación, es lo único que queda luego de la tragedia con cuatro muertos, dos de ellos niños de 6 y 9 años, en el choque frontal entre dos vehículos ocurrido el domingo a la tarde en la ruta nacional 18. Si bien se esperan los resultados de las pericias y autopsias para determinar las circunstancias y responsabilidades en el siniestro vial, especialistas insistieron en la importancia del uso de las butacas para niños.

Como informó UNO ayer, el impacto se produjo a la altura de Raíces, Departamento Villaguay, entre un auto Honda Fit y una utilitaria Peugeot Partner. En el primero iban los niños fallecidos, Genaro de 6 años y su hermana Ana, de 9. Su madre, Francisca Muslera, de 38 años, está internada en una clínica privada de Paraná con lesiones graves, pero fuera de peligro. En el segundo iban Federico Amico, de 26 años, acompañado a su lado por Mauricio Buede, de 35, ambos fallecidos. En la parte trasera viajaban Juan José Ramírez, de 28, y Pablo Bustamante, de 23, y el único que sigue internado en el hospital San Martín, Nicolás Sandoval, de 26, con fracturas múltiples expuestas en una pierna.

Se puede señalar una posible maniobra imprudente por parte del conductor de la Peugeot Partner, que es el que se cruzó al carril contrario; se sospecha del consumo de alcohol por las botellas halladas dentro del vehículo; se puede pensar en una ruta muy transitada, que une las dos ciudades más grandes de la provincia, que hace tiempo debería ser la prometida autovía; podría valorarse la incidencia de la lluvia y sus consecuencias sobre la estabilidad de los vehículos, así como la velocidad a la que ambos transitaban. Los hechos se comenzarán a esclarecer una vez que la fiscal de Villaguay, Nadia Benedetti, tenga en sus manos los informes de los peritos, de los médicos forenses y del laboratorio de la Policía.

Según se informó desde la Policía a UNO, los dos niños fallecidos iban ubicados en el asiento trasero del Honda Fit y con los cinturones de seguridad colocados, tal como indica la Ley Nacional de Tránsito. Pero el impacto fue tan fuerte que, pese a que no salieron despedidos, el mismo golpe o movimiento brusco con la retención de los mismos, les causó lesiones fatales.

La mencionada Ley, N° 24.449, no obliga el uso de las butacas o elevadores para los niños, pese a que según estadísticas mundiales las mismas reducen hasta un 70% las lesiones en caso de accidentes. Desde el Centro de Seguridad Vial (Cesvi) Argentina, realizaron un estudio sobre las sillitas que se encuentran en el mercado y llegaron a varias conclusiones, por ejemplo: las que abarcan una franja de edades más amplia son menos seguras; la forma en que los sistemas de retención infantil se sujetan al auto debe ser fácil y conviene que la sillita quede con el menor juego posible; los chicos de más de 15 kilos y cercanos a una edad infantil deben utilizar un amoldador que los eleva para poder usar el cinturón de seguridad del auto (el mismo debe pasar por el hombro y no por el cuello del niño).

Asimismo, hay otra estadística reveladora: "Las cifras que entregan las aseguradoras socias de CESVI indican que los menores de 12 años (edad hasta la cual los niños deben usar amoldador en los vehículos y viajar en el asiento trasero), sufren tantos accidentes en el tránsito siendo peatones o ciclistas, como cuando son ocupantes de vehículos. De los menores lesionados en accidentes de tránsito, el 50% se encuentra dentro del vehículo", se señaló en el informe.

El director de Prevención y Seguridad Vial de la Policía de Entre Ríos, Mario Muller, dijo a UNO sobre los controles en los puestos camineros: "Se ordena que las madres no vayan con los chicos en brazos en el asiento delantero, los hacemos sentar atrás y que vayan con la butaca en lo posible. Adelante no los dejamos seguir".



Butacas para niños 2.jpg



Salvados por las sillitas


En marzo de 2016 una camioneta chocó de frente con un camión en el Acceso Norte a Paraná. La misma quedó destruida, la conductora sufrió varias fracturas y dos niños que iban atrás, en las sillitas de seguridad, resultaron ilesos. Los policías que trabajaron en el lugar indicaron a UNO que estas les salvaron la vida a los menores.

Más reciente fue el accidente en la ruta nacional 127, el 4 de enero, donde una utilitaria Renault Kangoo chocó de frente con una camioneta Renault Duster. El impacto fue muy fuerte, el conductor de la primera falleció, pero una beba que iba atrás en una butaca fue rescatada sin lesiones.

Comentarios