Policiales
Jueves 26 de Febrero de 2015

Tras el secuestro de una chica ponen vigilancia en Talleres

Una socia fue abordada en su auto por un ladrón cuando salía de la sede Toribio Ortiz, la llevó a un descampado pero logró escapar. Directivos y la Policía acordaron multiplicar los controles

Fueron momentos de terror los vividos por una chica que asiste a hacer deportes al Club Atlético Talleres de Paraná. La semana pasada, cuando salía de la práctica de hockey en el predio de Toribio Ortiz y Cruz del Sur, fue secuestrada y llevada a un descampado en su auto.

 

Logró escapar, correr hasta una vivienda y pedir auxilio. El hecho conmovió a la comunidad de la entidad deportiva, por lo que hubo una reunión entre autoridades del Club y de la Policía, donde se acordó la presencia policial permanente en la sede.


El grave episodio tuvo lugar días atrás en horas de la noche, cuando la joven de 18 años salía del club y se subió a su auto. De inmediato, un sujeto se le subió por la puerta del acompañante y le ordenó arrancar y obedecer sus órdenes respecto del recorrido. Le golpeó el rostro y la dirigió hacia un descampado de la ciudad, y en el trayecto le hizo detener la marcha dos veces. En la segunda oportunidad la víctima observó que a unos 100 metros había una casa, por lo que en una decisión valiente abrió la puerta y escapó. Corrió hasta la vivienda y el vecino la auxilió y llamaron a la Policía. El delincuente huyó en el auto, que más tarde apareció abandonado en otro sector de la ciudad.


Este hecho fue el detonante, ya que anteriormente tanto socios de talleres como vecinos de la zona habían sufrido hechos delictivos en la calle, aunque al menos que se conozca no habían sido tan graves como este, los cuales habían motivado reclamos de seguridad desde el club a la Policía. El lunes se llevó a cabo en la sede social del club una reunión entre directivos y el jefe de la Departamental Paraná de la Policía, Mario Müller, y el jefe de la División Operaciones y Seguridad, Carlos Hormachea. Previamente hubo también conversaciones con el ministro de Gobierno y Justicia de la provincia, Adán Bahl.


En estas instancias se definió reforzar la seguridad en el predio Toribio Ortiz. Hormachea expresó: “Escuchando las inquietudes que presentaban los directivos del club se ha implementado un sistema operativo que va a contar con un funcionario en las inmediaciones para resguardar y tratar de evitar cualquier tipo de acción delictiva, y así también se conseguirá la tranquilidad que muchas veces los padres de las criaturas que vienen a practicar el deporte están reclamando”, según publicó la entidad deportiva. El comisario indicó que la presencia policial en la entrada del predio “se suma a la prevención que ya se venía realizando con distintos vehículos o motos que circulan constantemente en la zona. En esta oportunidad será un puesto fijo durante las actividades del club”. También solicitaron la colaboración de los vecinos y socios para que les brinden los datos que muchas veces carecen y que se comuniquen con inmediatez al 911.


A su vez, las autoridades del club están implementando medidas de seguridad que ya habían instalado en la sede social de calle Yrigoyen: cámaras de vigilancia, alarma y se bloquea el acceso al predio con una cabina de control. Pero como eran mayores los robos afuera que adentro del club, era urgente contar con la presencia de un uniformado en la esquina, no solo para la seguridad de los socios (entre 300 y 500 por día que asisten a esta sede), sino también de los vecinos de la zona, acosados por los arrebatos.


El lunes se llevó a cabo otra reunión donde el club prestó las instalaciones, en este caso entre autoridades policiales e integrantes de la comisión vecinal Eva Perón, quienes también plantearon sus preocupaciones por la situación de inseguridad en la zona y acordaron medidas de prevención.

 

 

 

Comentarios