La Provincia
Miércoles 02 de Diciembre de 2015

Tras el balotaje, cortes de carne vacuna y el pollo subieron el 20%

Los alimentos básicos cuestan entre el 7% y el 10% más. Para los próximos días hay previstos nuevos aumentos

Golpearon al bolsillo. En pocos días, proveedores de las grandes empresas pasaron nuevas listas de precios de productos básicos como lácteos, galletitas, fideos y pan. Los incrementos rondan entre un 7% y un 10%; en algunas zonas de Paraná la diferencia es mayor. La carne de vaca también aumentó un 20% y el pollo poco más del 23% en las últimas horas. Comerciantes sostienen que habrá alimentos que seguirán en alza.  

“Fue indiscriminado”, dijo a UNO un almacenero del centro de Paraná. Así explicó que por ejemplo, una de las empresas que le provee fideos, galletitas y golosinas, no hizo diferencia en el tipo de producto: aumentó más o menos lo mismo toda la lista de comestibles. Es decir, el incremento no se debió a alguna causa particular de alguna materia prima; simplemente el comerciante pagó un precio mayor para poder tener qué vender. 

En otros locales de la ciudad contaron que un aumento en los costos no siempre se traslada igual al consumidor, pero que sostener los precios como están, va a ser difícil.

La diferencia, con otros aumentos que se dieron, es que ahora son regulares, según el tiempo que demora el comerciante en volver a proveerse. La carne de vaca y el pollo es donde más se notan estas  maneras de realizar los aumentos. 

Una forma fácil de advertirlo es con el precio de un corte particular y popular como el asado:  hace menos de una semana, en la misma carnicería del centro de Paraná, el kilogramo costaba 85 pesos. Ayer, el precio al consumidor ya estaba en 106, lo que representa un 20%. Pero el carnicero explicó que en la tarde de ayer, el proveedor lo llamó y le pasó nuevos costos: al fin de semana deberá aumentar unos 7 pesos más: es decir, el mismo kilogramo pasará a costar 113 pesos. Eso significa que aumentará en solo dos semanas –y de manera escalonada– casi un 24%. Contaron a UNO que varios clientes, los que pueden, comenzaron a viajar a localidades de Paraná Campaña a comprar carne directamente en los campos para llevarlas al freezer.  

Con el pollo pasa similar: un cajón que costaba 380 pesos, ayer ya estaba en 470 y para llegar a ese número debió atravesar varios aumentos en los últimos días. 

Hace un mes, el kilogramo de milanesa que se pagaba 40 pesos, aumentó a 50, y en el mismo comercio ya sostienen que deberán llevarlo a 60 pesos. 

En algunas carnicerías de distintos barrios de la capital provincial,las promociones que se leen en los carteles son claras: un kilogramo de milanesa de carne, más un kilogramo de milanesa de pollo a 120 pesos. 

En las panaderías confirmaron que en la semana deberán subir entre 3 y 4 pesos el kilogramo de pan y de 22 lo llevarán a 26. El 13 de noviembre se conoció que la bolsa de harina de 50 kilogramos había subido de 200 a 250 pesos.

Una de las marcas más conocidas de gaseosa, le comunicó a varios comerciantes que hoy aumentarán más de un 7% según el tipo de bebida, algunas 1 peso por botella.

El yogurt llegó esta semana entre un 8% y un 10% más caro y empresas que proveen leche avisaron: el 10 aumentarán un 10% el saché. Similar es lo que ocurre con los fideos secos.

Las opiniones sobre las causas de estos incrementos son variadas, pero en general coinciden en que no tienen justificación con algún tipo de incremento en alguna materia prima particular, sino que se basa en mera especulación sobre lo que ocurrirá con la economía argentina, las medidas que se pueden llegar a  tomar con el dólar y otras definiciones que habrá en meses o una vez que asuman los nuevos candidatos electos y sus respectivos ministros. Especulación es el término que mejor define la coyuntura que deben recorrer comerciantes y consumidores.   


 

Comentarios